Jordi Bros: 'El deporte ha sido mi pasión toda la vida'

El exdirector de Reus Esport i Lleure inicia una nueva etapa ahora que acaba de jubilarse

| Actualizado a 02 enero 2022
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

De un mes a esta parte sus hábitos han cambiado. El despertador ya no suena a primera hora, el chándal se ha convertido en su indumentaria habitual durante las mañanas y las salidas diarias a caminar, en una manera saludable de comenzar el día. La familia y un trabajo de investigación vinculado a la historia del deporte de Reus centran ahora el resto del tiempo para Jordi Bros Ribes. Se jubiló el pasado 25 de noviembre después de 33 años y 10 meses vinculado al Ajuntament de Reus, donde ejerció como director de la empresa municipal Reus Esport i Lleure SA y responsable técnico del Servei d’Esports desde 1988.

«El deporte ha sido mi pasión toda la vida» asevera al echar la vista atrás este reusense que se inició en el atletismo a los ocho años. Especializado en el medio fondo y federado con el Reus Ploms, llegó a ser campeón de Catalunya de los 5.000 metros e internacional con la Selecció Catalana; finalista en el Campeonato de España de los 3.000 obstáculos y varias veces participante en el nacional de cross, además de siete veces campeón provincial.

A través del atletismo llegaron sus primeros contactos con el mundo de la gestión deportiva, al ejercer como representante de los atletas en la Federació Territorial, en la directiva de la Catalana y en la asamblea de la Española.

Y como impulsor en los años ochenta de la Milla de Plom, de la que guarda un especial recuerdo de la edición de 1985. Celebrada en la Avinguda de Sant Jordi contó con la presencia de figuras de la talla de José Manuel Abascal, José Luis González, Antonio Páez, Abel Antón, Martín Fiz y Carme Valero, que deleitaron a los aficionados.

También formó parte, durante tres años, de la directiva del Club Natació Reus Ploms que puso en marcha la construcción de la pista atlética en 1987.

Punto de inflexión

Pero sobre todo la trayectoria de Jordi Bros ha estado marcada por su tarea en el Ajuntament de Reus, a donde llegó como dinamizador d’Esports del IMAC en 1988. Recuerda de aquella etapa inicial que «pusimos en marcha la Unitat de Medicina de l’Esport, programas deportivos, salidas a la nieve, en bici... ».

El punto de inflexión a su carrera surgió cuando Reus se posicionó como aspirante a subsede olímpica de hockey patines en los Juegos de Barcelona’92. «Era un tema que lideraban el alcalde Josep Abelló y el concejal de deportes Ernest Benach. Todo empezó cuando en 1989 fuimos al Mundial de La Coruña en furgoneta para promocionarnos con unos plafones anunciando que construiríamos un pabellón nuevo para conseguir la subsede».

«Reus debe seguir invirtiendo en deporte orientado a la salud»

El Pavelló Olímpic -«por suerte pudimos decidir que tuviera dos pistas de 22x44 metros para conseguir la máxima polivalencia y un aforo acorde con esos momentos pese a que había un sentimiento en la ciudad de que acabaría cerrado»- marcó un antes y un después en la ciudad. «Acabó acogiendo actividades hasta entonces en condiciones precarias como el fútbol sala, el baloncesto en silla de ruedas, tiro con arco... Pero ya en 1993, cuando el Ploms organizó allí con motivo de su 75º aniversario el Europeo de patinaje, conseguimos máxima ocupación de seis de la tarde a once de la noche con actividades para la gente de la tercera edad, gimnasio...».

La instalación posibilitó la llegada de acontecimientos como los Special Olympics de 1996, el Mundial de patinaje de 1997 o el Mundial de hockey patines de 1999, a los que siguieron otros eventos internacionales que tuvieron a Jordi Bros al frente de la organización.

La compra del campo de fútbol del Reus Deportiu en el año 2000, con la condición de que con ese dinero el club rojinegro acabase la piscina cubierta que llevaba 25 años detenida por la crisis económica; la construcción en 2005 del campo del barrio Montserrat, el primero de césped artificial de la ciudad; o el plan de expansión de las instalaciones municipales son otros de los momentos que le han marcado, como también el proyecto Reus 2002 a través del cual el Ayuntamiento puso de acuerdo a los clubs de fútbol de la ciudad para introducir elementos de calidad en los entrenamientos, formando a monitores y entrenadores y creando un centro de tecnificación del que surgieron numerosos futbolistas que llegaron a la élite.

Bros tiene claro que el modelo deportivo de Reus «es robusto y se consolidará» y que la ciudad debe seguir invirtiendo. «Casi un 70% de la población realiza deporte orientado a la salud», deja claro. Añade que «las ciudades deben ser cada vez más amables, más peatonales y con más carriles bici porque ése es el nuevo estilo de vida que se impone».

Comentarios
Multimedia Diari