Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    La revolución de Soteras: sortear los grupos de Primera Federación, más control económico y aforos de 1.000 espectadores

    El máximo responsable de la competición plantea también impedir fichar a los filiales jugadores mayores de 23 años

    20 febrero 2024 14:35 | Actualizado a 20 febrero 2024 15:15
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    El presidente de la Federació Catalana de Futbol (FCF) y máximo responsable de la Primera Federación, Joan Soteras, ha avanzado en Radio Sabadell varias reformas que se llevarán a cabo en la competición para tratar de satisfacer algunas de las demandas de los clubes.

    La propuesta más llamativa es la de dividir a los clubes de la competición a través de un sorteo. Actualmente, la separación de los 40 equipos participantes se elige en la Asamblea de clubes. La Federación Española presenta varias opciones y los equipos participantes escogen cuál es el modelo que prefieren. Una forma de actuar que siempre deja a equipos y aficionados insatisfechos por la distancia a recorrer o la diferencia de nivel.

    El dirigente ha explicado que hacer la división por sorteo sería «equitativo» y «se olvidaría si un grupo es más fuerte o más flojo». La idea de Soteras es hacer cuatro bombos. Uno para los descendidos, otro para los ascendidos, filiales y otro para el resto de equipos. Una propuesta que no pretende imponer y deja a los clubes la decisión final. Aunque ha dejado claro que él «iría a sorteo puro».

    Otra de las reformas que el presidente de la Primera RFEF tiene en mente afecta directamente a los equipos filiales, uno de los caballos de batalla de muchos equipos de la competición. Soteras no ha hablado de dejarles sin ascenso, como pretenden varios clubes, entre ellos, el Nàstic, sino de recortar sus opciones de fichar. «No se tendría que admitir que pudieran fichar a ningún jugador por encima de los 23 años». El dirigente está en contra de que «un filial pueda acudir al mercado de invierno para fichar a jugadores veteranos de 27, 28 o 29 años para salvar la categoría o subir, es un agravio comparativo y hay que ponerlo sobre la mesa».

    Otra de las demandas que han realizado los clubes en los últimos años es el control económico. El dirigente federativo ha afirmado que «se está llevando a cabo y que la próxima temporada irá de verdad». La intención, ha dicho Soteras, es que Madrid pueda controlar «qué se pueden gastar y que no los clubes, como la LFP». El castigo por no cumplirlo no serán sanciones, sino «restricciones a la hora de fichar».

    Donde poco más se hará es en los derechos televisivos. El presidente de la FCF ha señalado que «no podemos estar satisfechos, pero no hay más, es lo que nos dan, por muchos esfuerzos que hemos hecho». Soteras ha comentado que «la oferta de este año ha sido 5 millones de euros y el reparto audiovisual es de 9 millones, por lo que la diferencia lo completa la RFEF». El dirigente ha detallado los problemas que se han encontrado en este tiempo con los operadores televisivos. «El primer año, una plataforma de Luxemburgo daba los 9 millones, pero después no los pagó. El segundo año fue una empresa rusa y acabamos igual».

    Tal y como adelantó en el Diari otra de las reformas previstas por Soteras es la de permitir que los equipos jueguen en campos de césped artificial. Eso sí, el «césped artificial tendrá que ser homologado por la UEFA, el cual pasará una serie de auditorias para comprobar que sigue en condiciones y si no cumple con la calidad se tiene que cambiar. Además, no podrá estar rallada con las líneas de fútbol 7 y tendrá que ser un campo solo con líneas de fútbol 11»

    Soteras ha reafirmado en la emisora vallesana lo que también explicó en Tarragona, la voluntad de reducir el requisito de aforo de los estadios para los clubes: «No podemos pedir estadios con una capacidad mínima de 5.000 espectadores cuando hay filiales que juegan en las ciudades deportivas con capacidades que no superan los 1.000 espectadores. Son diferencias que no podemos permitir. Hay que rebajar de 5.000 a 1.000».

    Comentarios
    Multimedia Diari