Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuatro heridos por una deflagración en la central hidroeléctrica de Riba-Roja d'Ebre

Tres de los heridos ya han sido dados de alta y el cuarto sigue ingresado con pronóstico menos grave

Marina Pallás-Jordi Cabré

Whatsapp
Un camión de bomberos al lado de la presa. FOTO: ACN

Un camión de bomberos al lado de la presa. FOTO: ACN

Cuatro trabajadores han resultado heridos en una deflagración en la central hidroeléctrica de Riba-roja d’Ebre, en la Ribera d’Ebre.
Poco después de las 15.05 horas, el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) recibió el aviso del accidente, al que acudieron cuatro ambulancias y dos helicópteros medicalizados, uno de la base de Móra d’Ebre y otro procedente de Tremp. También acudió un equipo sanitario del CAP de Flix.

Los heridos salieron de la zona del accidente, en las turbinas, parece ser que por su propio pie, según declaró el alcalde del municipio, Antonio Suárez, y fueron trasladados a la unidad de quemados del Hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona, dos de ellos en helicóptero medicalizado y dos en ambulancia. 

La repercursión del accidente y el estado de los heridos fue motivo de confusión a lo largo de la tarde. Si en un primer momento se habló de cuatro hombres heridos, uno en estado crítico (de 31 años), dos graves (de 34 y 38 años) y uno menos grave (de 46 años), apenas tres horas después fuentes del Hospital la Vall d’Hebron confirmaron al Diari que hacia las 20 horas, sorprendentemente, tres de los heridos ya habían sido dados de alta y el cuarto que seguía ingresado su pronóstico era menos grave.

Sea como fuere, fuentes de Endesa explican que la deflagración se causó en un grupo eléctrico de la zona de turbinas, mientras se realizaban operaciones de mantenimiento rutinarias de soldadura por parte de una empresa subcontractada.

El grupo eléctrico con el que estaban trabajando no estaba en marcha en el momento de la deflagración. La compañía afirma que se realizará un «estudio en condiciones» para aclarar las causas de este accidente, ya que la seguridad para la empresa es «la premisa máxima».El accidente no tuvo consecuencias para la actividad de la central ni del pantano de Riba-roja d’Ebre, según informó Protección Civil a través de las redes sociales.

Antonio Suárez, se desplazó inmediatamente al lugar de los hechos y lamentó que uno de los trabajadores sufriese, al menos en aquel primer momento, quemaduras de segundo grado en la espalda. Además el alcalde detalló que los afectados son empleados portugueses que viven desde hace tiempo en el municipio y son conocidos por la población riberense.

Endesa ha reiterado que todos los procesos de la compañía se ejecutan con una norma clara, la de la seguridad. «Por lo tanto, los accidentes no deberían de pasar, y aclararemos qué ha ocurrido exactamente», han declarado fuentes de la compañía. En relación al tipo de trabajos que realizaban los tres empleados, la compañía ha afirmado que eran cotidianos, en un grupo eléctrico de la zona de las turbinas, y que la deflagración se produjo en el momento de ejecutar una soldadura.

Temas

Comentarios

Lea También