Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dosis de poesía por una buena causa

Microrrelatos. Laura Pla entrelaza versos y fotografía en su libro para recaudar fondos para ayudar a conservar los mares

Sílvia Fornós

Whatsapp
Laura Pla nació en Amposta, pero actualmente vive en Reus. A la derecha, imágenes del libro. Foto: Fabián Acidres

Laura Pla nació en Amposta, pero actualmente vive en Reus. A la derecha, imágenes del libro. Foto: Fabián Acidres

Hay mensajes que no necesitan botella se convierte en un viaje por 50 microhistorias. Laura Pla Pagà nació en Amposta (Montsià) en 1993 y es la autora de estas dosis de poesía y fotografía. Versos e imágenes inspirados en, según la creadora, temas actuales basados en historias de «superación, violencia de género, cambio climático, cautividad de cetáceos, el mar, pasiones o el amor». 

«A través de este libro he conseguido expresar mi pasión por la escritura, que me viene desde muy pequeña», afirma y reconoce que «en algunos casos las microhistorias son vivencias personales y en otros he relatado experiencias que han vivido personas cercanas». 

Otra de las grandes pasiones de la autora es el mar. «Desde que tengo uso de razón soy incapaz de alejarme del mar. Buceo, hago surf y soy voluntaria de tierra de la ONG Sea Shepherd», explica y detalla que «la organización sin ánimo de lucro se dedica a la conservación del medio marino y todas sus especias. Las campañas que organizan desde el mar se dedican a la protección de la caza de ballenas, de animales en peligro de extinción, pesca ilegal, etc.». De hecho, asegura que «el mar ha sido una de las temáticas con la que me he sentido más cómoda escribiendo los poemas, junto con los relacionados con las pasiones». De hecho, en el libro Hay mensajes que no necesitan botella se puede leer: «Quien nutre sus pasiones puede cambiar el mundo».

Una de las imágenes que aparecen en el libro de Laura Pla. FOTO: CEDIDA

Un movimiento internacional

Laura Pla es voluntaria de Sea Shepherd. Se trata de una organización internacional sin ánimo de lucro de conservación marina que opera con campañas de acción directa para defender la vida marina y conservar y proteger los océanos del mundo de la explotación ilegal y la destrucción del medio ambiente.

Por una buena causa
Ambas aficiones le han inspirado para «escribir por una buena causa, incapaz de obviar la necesidad de proteger los océanos». «Viendo la escasez de recursos materiales y humanos, pensé que era una buena opción escribir un libro para recaudar fondos para la ONG y con

Cada uno de los poemas va acompañado de una imagen de la misma autora. FOTO: CEDIDA

tribuir a que siga desarrollando actividades de divulgación, protección y conservación del medio marino y de sus especies», afirma Laura Pla. 

Mientras, explica que «en octubre dedicaré mis vacaciones a viajar hasta Italia y participar en una misión, donde protegeremos una zona natural». Laura Pla es Dietista-Nutricionista, se encuentra realizando el doctorado y trabaja en el mundo de la investigación en Reus. 

«Primero intenté escribir una novela, pero me sentía más cómoda con la poesía. Así que empecé de cero», confiesa. Finalmente prefirió la poesía como forma de expresión. «Creo que la poesía está valorada, en ocasiones, como un género complicado de entender lo que dificulta encontrarle el sentido. Pero a mí, me ha permitido expresarme de forma breve de temas actuales», asegura Laura Pla. 

Completos desconocidos, Sin alternativa, Futuro o Lejos son algunas de las palabras con las que la autora evoca cada uno de los temas sobre los que ha escrito y se puede leer en el libro: «Había olvidado cómo tu energía acariciaba mi paciencia y cómo mis corazonadas en ti ardían. Cómo la sal luchaba por quedarse y cómo la arena pedía mi afecto. Pero lo que nunca podrá olvidar era cómo me hacía sentir. Como en casa. Mi Casa. Mi hogar», escribe Laura Pla. 

Próxima presentación
El día 29 de junio presentará el libro en la librería Alba de Amposta, a partir de las 11 horas.

«Mi lugar de inspiración normalmente es la playa, frente al mar, o esperando un avión cuando me voy de viaje, momentos en los que no tienes nada que hacer y encuentras la inspiración», explica Laura Pla, quien ya está trabajando en un segundo libro. Pero antes, el sábado 29 de junio, la autora presentará el libro Hay mensajes que no necesitan botella en Amposta. Será en un acto en la librería Alba de la ciudad a partir de las 11 horas.

Imágenes que ‘hablan’
En el libro Hay mensajes que no necesitan botella (Editorial Círculo Rojo), la poesía de la joven Laura Pla encuentra en la fotografía su mejor compañera de viaje. «Cada uno de los microrrelatos va acompañado de una fotografía. Las palabras por si solas me permiten decir mucho, pero creo que cuando las juntas con una fotografía el mensaje que quieres trasmitir es mucho más fuerte», explica la autora del libro. 

Entrelazar poesía y fotografía es una experiencia que esta joven de Amposta viene haciendo desde hace tiempo. «En el instituto cuando escribía siempre lo hacía inspirada a partir de una fotografía que había hecho previamente», asegura la autora. En esta ocasión las instantáneas trasladan al lector hasta «el Delta de l’Ebre, Miravet, Sant Carles de la Ràpita, y también Lanzarote y Fuerteventura, entre otros lugares». 

La autora argumenta que «hoy en día, a través de las redes sociales la gente joven siempre acompaña sus pensamientos con una imagen, y juntar poesía y fotografía me permite también llegar a este público». Es a través de las redes sociales (Instragram: @pla.lau y Twitter: @PezMemoriaDe) donde esta joven autora de Amposta también comparte su pasión por la escritura y el mar: «Cuando no sabes que algo te gusta o que es bonito no lo conservas, y escribir y fotografiar el mar es una forma de ver lo bonitas que son ambas cosas». 

Temas

Comentarios

Lea También