Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cadáver incompleto de la masía de El Perelló

Mossos de la Unitat d'Investigació de Tortosa identifican los restos encontrados en una parcela rústica. Se trata de una mujer suiza de 73 años que vivía sola en la Partida de El Molà. Falleció por causas naturales

Jordi Cabré

Whatsapp

El hallazgo ocurrió el pasado 14 de diciembre de 2018. Dentro de una masía de la Partida de El Molà, unos restos óseos humanos se hallaban desencajados de un cadáver por el suelo de la vivienda. No estaban todos y se desconocía si los que se encontraron pertenecían al mismo cuerpo humano o eran de animales.

El hallazgo en esta masía en la zona rural de El Perelló activó a la Unitat d'Investigació (UI) de los Mossos d'Esquadra de la comisaría de Tortosa, cuyo objetivo, a partir del descubrimiento del cadáver, era conocer qué había pasado y quién era.

Los agentes recogieron los huesos, fotografiaron la escena y empezaron la labor de documentarse de quién era la finca en la Partida de El Molà y si el titular podía ser el mismo cuyos huesos estaban en el suelo de aquella masía.

Mossos inició las gestiones con el Ayuntamiento de El Perelló, quien informó a los investigadores que la masía en cuestión pertenecía a uma mujer con natural de Suiza de 73 años de edad. 

Con los datos municipales obtenidos de la propietaria de la finca, Mossos empezó la investigación para esclarecer qué había ocurrido. El primer paso fue el de analizar los huesos recogidos y comprobar si todos eran de una misma persona o había de otras. Incluso serviría para descartar que no fueran de animales.

El hallazgo de los restos óseos encontrados y no un cadáver intacto se debe, según el informe policial, a que en la finca vivían animales y es posible que ante la ausencia de comida durante algún tiempo aprovecharan para ingerir partes del cuerpo de la víctima.

A pesar de la "contaminación" de pruebas, las causas de la muerte de la propietaria de la finca serían naturales y no se han hallado indicios de que la víctima falleciera por otra razón.

La prótesis

Durante el proceso de recopilación de datos, Mossos recibió un informe médico que apuntaba que a la mujer suiza se le había implantado una prótesis en el pasado en el hospital Verge de la Cinta de Tortosa. 

La localización de la prótesis ha sido clave durante la investigación para certificar que los restos óseos son únicamente de la propietaria, fallecida hacía semanas en su finca de El Perelló. La fecha de la muerte podría ser de principios de diciembre o incluso semanas antes.

Con el informe terminado, la Unitat d'Investigació de los Mossos de Tortosa ha entregado esta semana a los Juzgados de Tortosa la documentación para cerrar el caso, cuyas diligencias previas se abrieron con el hallazgo del cadáver.

Los huesos de la vecina suiza están en manos de los Mossos d'Esquadra y a la espera de lo que dictamine el juzgado. De hecho, la autoridad judicial deberá indagar si la vecina de la Partida de El Molà tiene familia en España o en su Suiza natal y, en caso de localizarlos, si ellos quieren hacerse cargo de los restos para darles sepultura.

Temas

Comentarios

Lea También