Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Apenas hay tres vacantes de empleo por cada cien parados

Diez años después de que estallara la Gran Recesión, el número de vacantes por desempleado vuelve a recuperar los niveles precrisis, aunque, no obstante, «este ajuste aún no se ha completado»

Lucía Palacios

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

Los cinco años consecutivos que lleva España creando empleo tienen su repercusión en otros indicadores del mercado de trabajo que también repuntan con fuerza, como son las vacantes de empleo y, más concretamente, en la oferta que hay para el colectivo más vulnerable: los parados.

Así, diez años después de que estallara la Gran Recesión, el número de vacantes por desempleado vuelve a recuperar los niveles precrisis, aunque, no obstante, «este ajuste aún no se ha completado» y apenas hay tres ofertas por cada cien parados, según un informe publicado hoy por Asempleo, la patronal de las empresas de trabajo temporal (ETT).

Aún así, se trata de la mitad de las que había en el periodo de estabilidad previo a la crisis, puesto que en el año 2006 se daban más de 6 vacantes por cada 100 desempleados, cifra que cayó a mínimos en 2012, cuando apenas se registraban 0,7 ofertas por cada 100 parados. En la actualidad -el último dato disponible data de septiembre de 2018- se ha elevado hasta el 2,91%, un nivel que no se había registrado desde finales de 2008.

Pero el porcentaje de ofertas de empleo varía mucho en función de las actividades. Así, la mejor proporción se da en el sector de la información y comunicaciones, con casi 24 vacantes por cada 100 parados, sector que se ve beneficiado por el proceso de transformación digital de la economía y por la previsible falta de perfiles especializados en este ámbito, tal y como alertan muchos estudios.

Le sigue la Administración Pública, con casi 20 vacantes por cada 100 parados, algo que se explica parcialmente porque no se han cubierto todas las nuevas plazas convocadas en los últimos años de oferta pública de empleo récord o por las plazas libres que dejan los trabajadores interinos, donde hay mucha rotación.

Otros sectores que están por encima de la media nacional son la construcción, donde existen seis vacantes por cada 100 desempleados; la educación, donde hay casi nueve vacantes por cada 100 parados; el comercio, con una proporción de cinco por cada 100; y la industria manufacturera, donde se registran 4,5 vacantes por cada 100 parados.

La hostelería, a la cola

Por el contrario, los sectores que presentan el menor número de vacantes son el de la hostelería y el del transporte, ambos con 2,4 vacantes por cada 100 parados, algo que repercute notablemente en la media nacional por el enorme peso que tienen estas actividades en la economía española, así como las actividades artísticas y recreativas.

A este respecto, el presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, advierte de que, pese a que el mercado de trabajo español «sigue mejorando», hay «todavía dificultades en el emparejamiento de trabajadores con las características de los puestos de trabajo disponibles», lo que «puede lastrar la recuperación del empleo» si no se toman medidas concretas.

Hombre mayor de 45 años, perfil del parado de larga duración

El paro de muy larga duración tiene especial incidencia entre los hombres (suponen el 52,9 % del total) y mayores de 45 años (60,9 % del total), según un informe publicado este jueves por Asempleo.

Un total de 665.000 personas lleva más de cuatro años en el paro, uno de cada cinco, un colectivo que tiene solo un 9,1 % de probabilidades de encontrar trabajo.

La patronal asegura que el 75,4 % de los parados de larga duración se reincorpora al mercado laboral a través de un contrato temporal, el 13,6 % opta por convertirse en autónomo y tan solo el 11,9 % vuelve a trabajar con un contrato indefinido.

La mitad de los desempleados de muy larga duración necesitaron una capacitación básica en su reincorporación al mercado laboral, mientras que a tres de cada diez se les requirió capacitación media y a dos de cada diez, avanzada.

El comercio y la hostelería (25%), las administraciones públicas, la sanidad y la educación (22,2 %), la construcción (15,5 %) y el sector primario (12,3 %), son los sectores que más parados de muy larga duración incorporan.

Castilla-La Mancha, La Rioja y Andalucía fueron en el cuarto trimestre de 2018 las comunidades en las que más probabilidad tenían de encontrar empleo los desempleados de larga duración, con un 16,4 %, 15,2 % y 13,6 % respectivamente.

Temas

Comentarios