Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bic Graphic reescribe su futuro en Tarragona

La empresa de impresión de productos promocionales vuelve a sus esencias tras el cierre de la filial Norwood e invierte 1,5 millones de euros en producción, almacén y oficinas

Rafael Servent

Whatsapp
Marc Rugi, vicepresidente de Bic Graphic, en Tarragona. Foto: Pere Ferré

Marc Rugi, vicepresidente de Bic Graphic, en Tarragona. Foto: Pere Ferré

Se acabaron las memorias USB, las gorras, las cantimploras, los platos y las pinzas para la barbacoa. En Bic Graphic Europa, con sede y centro de producción en el polígono Entrevies de Tarragona, han decidido aplicarse el dicho de «zapatero, a tus zapatos». En su caso, bolígrafos. A partir de ahora, y durante los próximos tres años, van a centrarse en exclusiva en los productos propios, sacando pecho de su marca: bolígrafos, encendedores o maquinillas de afeitar, todos lucirán el icónico hombrecillo cabezudo. Nada de sucedáneos asiáticos ni de segundas marcas. Nada de esconder la marca que reconoce el gran público a la primera.

El retorno a las esencias es la consecuencia más notable de un periodo de reestructuración en esta filial del Grupo Bic dedicada a la comercialización e impresión de productos promocionales, que tras deshacerse de su filial Norwood Promotional Products Europe ha afrontado una reducción de plantilla de 118 personas en Tarragona y otras 35 en La Granada del Penedès, donde tenía el centro logístico de Norwood, hasta quedarse en los actuales 275 empleados.

Marc Rugi, vicepresidente y director general en Europa, Oriente Medio y África de Bic Graphic, explica las razones de este repliegue que les ha llevado de manejar 636 productos distintos a ‘apenas’ 260 productos tras el cierre de Norwood: «Los clientes quieren productos promocionales que la gente vaya a usar, no gadgets que tiras. Un bolígrafo imprimido tiene de media entre siete y ocho propietarios a lo largo de su vida; es un vehículo de comunicación muy importante».

Si a eso le añaden «una marca como Bic, conocida por nueve de cada diez consumidores», el valor añadido se ve claro: menos llaveros USB y más bolis Bic.

«Los distribuidores [desde Tarragona, Bic Graphic Europe suministra productos a cerca de 10.000 distribuidores de producto promocional repartidos por Europa, Oriente Medio y África] han entendido lo que hemos hecho, y las señales del mercado sobre esta apuesta por el valor de la marca y los empleados, con una imagen de empresa seria y familiar, es muy importante. Cuando una actividad está matando el negocio -prosigue, en referencia a su ya extinta filial Norwood-, no puedes reducirla, has de quitarla».

Nuevas instalaciones
El 14 de junio, Bic Graphic Europa ha inaugurado en Tarragona cerca de 11.000 metros cuadrados de zona productiva y almacén, que se suman a los casi 2.400 metros cuadrados de oficinas que ya tienen, y donde en conjunto se han invertido unos 1,5 millones de euros. Es otra de las dimensiones «del plan de desarrollo a largo plazo que le presentamos al Grupo Bic», explica Marc Rugi, que destaca que «siempre pensamos que teníamos oportunidades de crecimiento del negocio, y por eso presentamos un plan de desarrollo a largo plazo, sostenible y rentable», que debería dar sus frutos en tres años.

«Desprendernos de Norwood ha sido difícil -admite Rugi- porque se ha necesitado hacer un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) y la conclusión fue que necesitábamos un plan social. No es fácil [eliminar puestos de trabajo], porque somos un grupo familiar que respetamos a las personas, y hemos tratado de hacer este proceso con el máximo respeto».

Superada esta fase en su plan, Rugi asegura que «mantenemos la palabra dada, y vamos a invertir en Tarragona, porque tenemos un compromiso con el tejido local y estamos aquí para desarrollar un negocio a largo plazo: si hemos de invertir en personas y en máquinas, lo vamos a hacer».

Los 1,5 millones de euros invertidos en la remodelación de oficinas (en Tarragona, Bic Graphic Europa cuenta con 120 personas trabajando en administración, marketing y ventas) y en reestructurar la zona de producción y logística son el primer paso de un plan que el vicepresidente de Bic Graphic todavía no detalla, pero sobre el que insiste en que «vamos a seguir invirtiendo [en Tarragona] y está claro que, si alcanzamos la rentabilidad prevista en el plazo de tres años, vamos a necesitar renovar y adquirir más máquinas», con un foco muy claro: digitalización.

  • Laforest  En 1957 se funda la empresa Laforest, dedicada a productos de papelería. Tras ampliar su producción a los encendedores y las maquinillas de afeitar, pasa a ser Laforest Bic en 1980 y, tras especializarse únicamente en la fabricación de encendedores, en 1997 pasa a llamarse Bic Iberia, donde actualmente trabajan 248 personas, de las cuales 195 están en Tarragona.
  • Bic Graphic  En 1996, Bic Graphic, dedicada a la impresión de productos promocionales, se instala en Tarragona, en las instalaciones del complejo industrial de Bic Iberia. Aunque filial del Grupo Bic, Bic Graphic Europa (con sede en Tarragona y 275 empleados a día de hoy) es una empresa distinta a Bic Iberia (donde trabajan 248 personas).
  • Norwood  En 2009, Bic Graphic compró Norwood con la idea de ampliar la gama de productos promocionales que ofrecía en su catálogo. Con Norwood, Bic Graphic llegó a trabajar con un catálogo de 636 productos distintos. Tras el cierre de Norwood en 2017, el catálogo se ha reducido a 260 productos.

Historia y futuro
El retorno a los orígenes de Bic Graphic no está reñido, explica el director general para Europa, Oriente Medio y África de Bic Graphic, con poner todos los sentidos en la innovación. «Queremos invertir en impresión digital -explica-, donde somos pioneros desde hace quince años».
La impresión digital es una de las claves para seguir compitiendo con éxito en un mercado que tiende hacia la personalización, con demandas de producciones que pueden llegar apenas a 300 ó 400 bolígrafos, como ya están haciendo algunos distribuidores.

Con 80 millones de bolígrafos serigrafiados al año en Tarragona (de los cuales 45 millones están fabricados aquí y el resto proceden de otras plantas del grupo), más otros 30 millones de encendedores (fabricados también en Tarragona, en este caso por Bic Iberia, en cuyo complejo industrial se ubica Bic Graphic Europa), trabajar con pedidos tan cortos precisa de mucha flexibilidad y capacidad de adaptarse.

A eso es a lo que se quieren enfocar ahora en Bic Graphic Tarragona, que en 2016 cerró con una facturación de 41 millones de euros y que, tras unos resultados algo por debajo en 2017 (según sus cálculos en un ejercicio todavía por confirmar), prevé crecer este 2018 un 3%, enfocada sobre todo en la escritura (un área de productos que concentra un 75% de sus ventas, seguida de los encendedores, con un 20%), y con Francia, España, Reino Unido, Italia y Alemania como principales mercados.

Temas

Comentarios

Lea También