Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El sueldo más habitual se estanca en los 1.178 euros brutos al mes

Los hombres cobran de media 6.000 euros más al año que las mujeres, diferencia que se amplía a 8.139 euros entre los fijos y temporales

Colpisa

Whatsapp
Euros en monedas y un billete

Euros en monedas y un billete

Pese a que la economía avanza a un ritmo incluso superior al estimado, el sueldo más habitual que se embolsan los trabajadores españoles permanece estancado. Así, en 2015 el salario más frecuente se situó en los 16.498 euros brutos al año, apenas 8 euros más que en 2014 (0,04%), lo que repartido en 14 pagas refleja que a duras penas superan los 1.178 euros al mes.

Sin embargo, lo que sí ha repuntado un 1,1% es la ganancia media por trabajador, que creció en 2015 hasta los 23.106 euros brutos al año, según los datos de la Encuesta Anual de Estructura Salarial publicada este miércoles por el INE. Esta diferencia de más de 6.600 euros se explica porque "figuran muchos más trabajadores en los valores bajos que en los sueldos más elevados", tal y como explica el organismo. Además, el sueldo mediano (el que divide al número de trabajadores en dos partes iguales, los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior) se quedó en los 19.466 euros.

Casi la mitad de los trabajadores cobra como mucho 1.300 euros brutos al mes

Cabe resaltar además que casi la mitad de los trabajadores (concretamente un 45%) cobra como mucho 1.300 euros brutos al mes (menos de 1.100 euros netos), es decir, dos veces o menos el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en 2015 se situó en 648 euros brutos al mes (repartidos en 14 pagas), prácticamente el mismo porcentaje que un año atrás pero 1,7 puntos más que en 2008. Por el contrario, han descendido algo más de tres décimas los trabajadores que cobran menos que el SMI y que representan el 12,6%, aunque aún así siguen siendo 3,7 puntos más que en 2008.

Existe una importante brecha de género y entre trabajadores indefinidos y temporales

También existe una importante brecha de género, hasta el punto de que los hombres cobran casi 6.000 euros más al año que las mujeres. Así, si la ganancia media de los hombres se situó en 25.992 euros al año, el de las mujeres se reduce un 32,9% hasta los 20.051 euros anuales. Sin embargo, también es cierto que esta diferencia disminuye si se consideran situaciones similares respecto a variables como ocupación, tipo de jornada o contrato, entre otras. Y es que otra importante brecha se da entre los trabajadores indefinidos y los temporales. Los primeros cobran 8.139 euros más que los segundos, cuyo salario medio es incluso ligeramente inferior al más frecuente, pues se sitúa en 16.422 euros anuales. Y eso que en 2015 se incrementó un 4,7%, mientras que el de los fijos se redujo siete décimas.

La hostelería, la peor remunerada                    

La actividad económica que presentó el mayor salario medio anual en 2015 fue suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con 51.919 euros por trabajador de media, lo que supone un 124,7% superior a la media nacional. Le siguen a continuación las actividades financieras y de seguros, con 41.547 euros. Por el contrario, los salarios más bajos se dan en la hostelería y actividades administrativas y servicios auxiliares, con sueldos medios anuales de 13.977 y 15.948 euros, respectivamente, un 39,5% y un 31,0% inferiores a la media.

Asimismo, el grupo de directores y gerentes fue el mejor remunerado, con unos ingresos medios de 51.645 euros de media, es decir, un 123,5% más que la media. En el lado opuesto se encuentran los trabajadores no cualificados del sector servicios, es decir, los camareros, entre otros colectivos, que cobraron apenas 12.700 euros de media en 2015.

Existen otra serie de elementos que influyen poderosamente en los ingresos que se reciba, como la nacionalidad del empleado, el lugar de residencia y el nivel de cualificación, entre otros. Así, el perfil de trabajador mejor remunerado es el de un hombre, con residencia en el País Vasco o Madrid, con alta formación, que lleva muchos años trabajando en la misma empresa del sector de la energía o relacionada con actividades financieras y que, por tanto, tiene un contrato indefinido. Por el contrario, los que tienen sueldos más bajos son mujeres jóvenes, de nacionalidad extranjera, con empleos a tiempo parcial y que encadenan contratos temporales, de forma que no acumulan antigüedad, y que trabajan en la hostelería o actividades administrativas.

Temas

Comentarios

Lea También