Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Elevator pitch’ y networking en el día de los emprendedores

Unas 200 personas asistieron el pasado martes a la cuarta edición de el ‘Dia de l’Emprenedoria del Sud de Catalunya’, celebrado en Calafell y organizado por URV Emprèn.

Jordi Santigosa

Whatsapp
Ponencia durante el ‘Dia de l’Emprenedoria del Sud de Catalunya’

Ponencia durante el ‘Dia de l’Emprenedoria del Sud de Catalunya’

En esta edición, las características del evento cambiaron sustancialmente respecto a las citas que le precedieron, ya que mientras hasta ahora se había tratado más bien de un evento centrado en ponencias, en el cual el público se limitaba a asistir a una ‘clase magistral’, en la edición de este año se ha buscado un estilo diferente, mucho más participativo.

La creatividad y la innovación han sido las principales características del evento, con un menor número de ponencias y con actividades más interactivas y dinámicas, que buscaban dar a los asistentes una experiencia para recordar y que les hiciese partícipes.

Una asistencia media de unas 200 personas a lo largo de toda la jornada y algunas charlas con asistencia limitada que agotaron el aforo sirvieron a los organizadores para hacer un balance muy positivo del evento.

Los requisitos eran muy claros: el proyecto debía tener como máximo 5 años de vida y se debía realizar un vídeo con una explicación

Durante esta jornada dedicada al emprendimiento se realizó un concurso para los emprendedores, la primera edición del ‘Pitch and Win 2017, al cual los participantes habían tenido tiempo hasta el 13 de mayo para inscribirse. Los requisitos eran muy claros: el proyecto debía tener como máximo 5 años de vida y se debía realizar un vídeo con una explicación. Tras ello, el jurado haría una preselección de los 10 que bajo su criterio eran mejores.

‘Elevator pitch’

Mientras transcurría el día, los diez finalistas realizaron la presentación ante los expertos y el público. Cada elevator pitch estuvo limitado a 3 minutos y únicamente se podían apoyar con una imagen o un texto muy simple. Nada de presentaciones: ellos mismos eran el producto y debían defender su idea de negocio.

Aunque hubo un jurado que emitió valoraciones y compartió consejos, la palabra final la tuvo el público, con una votación para determinar el ganador. Prokey Drinks, una empresa dedicada a la fabricación de refrescos saludables, bajos en calorías y azúcares, se hizo con ese reconocimiento.

Pero el giro hacia un evento mucho más participativo no estuvo sólo en las sesiones de elevator pitch. Dos actividades destacaron en esta jornada: Vins que expliquen històries fue la primera de ellas. A cargo de Carles Mera, se enfocó en los vinos producidos en el territorio, con una cata en directo de vino abierta a los asistentes y acompañada de explicaciones por parte de un experto en el tema, que analizó y ejemplificó formas de innovar. 

La segunda gran actividad fue Cuinant creativitat, también otra experiencia (en este caso gastrónomica) con un precio de inscripción de 18 euros. A cargo de Jordi Guillem, cocinero de ‘Lo Mam’, y de Maria Batet, experta en creativitad emprendedora, consistió en una comida en la que los comensales debían interpretar el significado de cada plato y después se les explicaba el verdadero significado de éste.

El postre lo prepararon y compartieron los propios comensales en ese mismo momento. Al acabar la comida, un grupo de emprendedores jóvenes de la zona realizó un espectáculo de acrobacias para dar por finalizada la actividad de una forma original. Durante el día se organizaron también por todo el recinto una serie de ‘stands’ para que los negocios de la zona se pudieran promocionar, y donde se podían encontrar  servicios de suministro de café, té o comida.

Temas

Comentarios

Lea También