Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Autoridad Fiscal advierte de la pérdida de capacidad fiscal respecto al crecimiento

El PIB ha alcanzado los dos últimos años el 3,2% de crecimiento

Colpisa

Whatsapp
Crecimiento

Crecimiento

La recaudación tributaria en España crece menos de lo que debería para un avance del PIB que en los dos últimos años ha alcanzado el 3,2% y que se prevé del 3% este ejercicio. Esa es la advertencia que realizó este miércoles la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal en un documento titulado ‘¿Por qué ha disminuido la respuesta de los ingresos fiscales al ciclo económico?’ El organismo señala a la “mecánica recaudatoria del Impuesto sobre Sociedades” como uno de los factores que influyen en esa pérdida de capacidad fiscal que el organismo explica se ha agudizado tras la crisis.

España pasó muy rápido de una recesión de -1,7% del PIB en 2013 a un crecimiento del 3,2% en 2015

Este escenario de menor “elasticidad” significa que el cierre de un ciclo se produce a un ritmo mayor que la recuperación de ingresos. Es decir, que España pasó muy rápido de una recesión de -1,7% del PIB en 2013 a un crecimiento del 3,2% en 2015. Sin embargo, los ingresos impositivos no se recuperaron al mismo ritmo. De hecho, en el caso de Sociedades todavía está lejísimos de la recaudación precrisis, ya que la previsión para este año es de 24.399 millones frente a los 44.823 millones de 2007. La Autoridad Fiscal achaca esta circunstancia a una brecha entre la evolución de las bases macroeconómicas del impuesto y sus bases contables, mermando así la mejora de la recaudación esperable por el ciclo económico. Es decir, aunque las empresas ganan y venden más, no se traslada en la misma proporción en una mejora de la recaudación. Esto se traslada en que las grandes empresas tributaron de media un 7,3% de su resultado contable a pesar de que el tipo de Sociedades es del 25%.

Pero el organismo que dirige José Luis Escrivá también apunta a la baja inflación como otra de las causantes de esta pérdida de capacidad fiscal. En concreto, considera que estas tasas incluso negativas han supuesto “un obstáculo” en la época reciente para la recaudación en el IRPF y las cotizaciones sociales. Y es que al no revalorizarse los salarios -que fue el principal motor de crecimiento de ambos índices en la época precrisis- la recaudación de estas variables se ha sustentado únicamente en la creación de empleo.

La Autoridad Fiscal también señala la mayor orientación de la economía española hacia el sector exterior como otro factor que afecta a los ingresos fiscales. En concreto, explica que implica una menor recaudación estructural a través del IVA, cuya recaudación está correlacionada positivamente con el déficit por cuenta corriente, ligado a un mayor nivel de gasto doméstico. Es decir, el peso cada vez mayor del sector exterior contribuye al PIB, pero no a la recaudación fiscal.

Comentarios

Lea También