Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Laboratorio Marcè, analista de aceites y grasas en Reus

Productores de aceite y frutos secos son los principales clientes de esta pequeña empresa instalada en Redessa 1

Joan Morales

Whatsapp
Víctor Marcé, en su laboratorio que tiene en el vivero de empresas de Redessa 1 de Reus. FOTO: Alba Mariné

Víctor Marcé, en su laboratorio que tiene en el vivero de empresas de Redessa 1 de Reus. FOTO: Alba Mariné

Análisis de aceites y grasas; de frutos secos y alimentos; asesoría a almazaras y productores de aceite y consultoría sobre normativa y seguridad alimentaria (IFS y BRC) y auditorías externas. Estos son los servicios que ofrece el Laboratorio Marcé, una pequeña empresa ubicada en el vivero Redessa 1 de Reus, que el pasado 1 de enero cambió de manos gracias al programa Reempresa, un mercado de compraventa de pequeñas y medianas empresas de Catalunya.

Víctor Marcé está al frente de un negocio que basa el 80% de los servicios que ofrece al análisis de aceites y grasas. Su promotor explica que : «los productores de aceite están sujetos a una normativa europea que tienen que cumplir, por ejemplo, para que un aceite sea virgen extra. En nuestro laboratorio miramos su acidez, el índice de peróxidos, la espectrofotometría, la cromatografía, la estabilidad oxidativa, así como otros parámetros externalizados».

Además, y coincidiendo con este servicio que se ofrece a productores de aceite, en muchos casos también se amplía con otro de asesoramiento por parte del laboratorio. También asesoran a almazaras, porque Marcé recuerda que «estas tienen que tener un control de todo el proceso del aceite que hacen, porque no debemos olvidar que  un molino es una industria alimentaria

Otro de los servicios que se realiza desde Laboratorio Marcé es el de análisis de frutos secos y otros alimentos. En este sentido, Víctor Marcé recuerda que «los frutos secos tienen mucho aceite que extraemos en frío por presión para poder analizarlo».

Inversiones

En el capítulo de inversiones, y teniendo en cuenta que estamos hablando de una empresa pequeña, Laboratorio Marcé tiene muy claro que tiene que estar al día de todos los avances tecnológicos. En este sentido, su promotor explica que «he realizado una inversión grande para el traspaso de la empresa y espero el retorno de esta inversión en un plazo de entre cinco o seis años. No obstante, estoy al caso de oportunidades futuras, como nuevos modelos de los equipos de análisis que ya tenemos u otros equipos para realizar otros análisis, siempre y cuando el sector lo empiece a demandar».

Laboratorio Marcé cuenta con un trabajador estable (el propio Víctor Marcé), aunque se refuerza con uno temporal durante la temporada de aceite, entre los meses de octubre y diciembre. La empresa factura algo menos de 100.000 euros al año y el volumen de facturación de servicios al exterior es muy bajo, del 3,5%, ya que solo cuenta con un cliente en Bélgica.

Continuidad

Víctor Marcé no lleva ni un año al frente del laboratorio, ya que en mayo del año pasado empezó una etapa de acompañamiento junto al anterior propietario de la empresa, Pere Cabré. El traspaso definitivo tuvo lugar el pasado 1 de enero. Marcé tiene muy claro que «intento seguir una manera de tratar al cliente que tenía Pere.

Debatir con el cliente que sabe -y del que siempre se aprende- y entender y atender al cliente que no sabe tanto. Nuestro laboratorio es una especie de artesanía en la consultoría», comenta este licenciado en Química de Barcelona que desde hace unos meses está instalado en Reus.

Temas

Comentarios