Los salarios inician ya la cuesta abajo

La pandemia de Covid-19 recorta a más de la mitad la subida en los nuevos convenios y un 60% de las empresas hará ajustes en otoño

LUCÍA PALACIOS

Whatsapp
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social.FOTO: EFE

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social.FOTO: EFE

Las consecuencias de la crisis del coronavirus sobre los salarios ya están aquí. Aunque es solo el comienzo y lo peor podría estar por llegar. En poco más de seis meses, la pandemia ya ha dejado huella en los bolsillos de los trabajadores y ha cortado de raíz la senda alcista que había iniciado hace apenas tres años.

Y no nos estamos refiriendo solo a ese millón de personas que perdieron su empleo tras el estallido de esta enfermedad. Ni siquiera a esos 3,4 millones de trabajadores que llegaron a estar afectados por un ERTE y que, de golpe y porrazo, vieron cómo su salario menguaba en un 30% (la nómina que reciben del SEPE es el equivalente al 70% de su base reguladora). Hablamos de que la remuneración de los casi 18,8 millones de afiliados está en peligro por una economía en horas bajas.

La ecuación no suele fallar: crisis económica es igual a reducciones salariales. Más paro es igual a remuneraciones más bajas. «Una recesión así no augura nada bueno para el mercado laboral y tampoco para los salarios», admite Raymond Torres, director de Coyuntura y Análisis Internacional de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). La esperanza está puesta ahora en que las consecuencias de esta pandemia que todavía azota el país sean lo más breves posibles y que, por tanto, se trate únicamente de un ajuste temporal, transitorio.

El objetivo es que no se repita la fuerte devaluación salarial que se registró en la anterior recesión. «No creo que vayamos a asistir a un recorte de salarios de la misma magnitud», sostiene Torres, que explica que los mecanismos de ajuste de jornada, los ERTE, han funcionado y pueden atenuar el impacto de esta crisis en las remuneraciones. «Será una caída temporal y relativamente pequeña con respecto a crisis anteriores», considera este experto, que se muestra convencido de que en cuanto pase lo peor de esta pandemia se irán recuperando.

Pero la cuesta abajo ya se ha iniciado. La estrategia que tienen en mente las empresas son rebajas en las nóminas y congelar las subidas previstas para tratar de resistir a la caída de la facturación, según concluyen ya varios estudios y analistas. Así se confirma en una encuesta realizada por la consultora KPMG, en la que un 60% de las compañías interrogadas admitía que tienen entre sus planes congelar o recortar salarios en los próximos seis meses para capear esta crisis.

Y eso que se realizó a finales de junio, cuando los pronósticos de recuperación eran un poco más halagüeños que ahora, que estamos inmersos en lo que en algunas comunidades ya se denomina ‘segunda oleada’. Concretamente, un 24% de las empresas considera que van a hacer ajustes salariales para toda su plantilla: desde el primer directivo hasta el último empleado.

Además, otro 17% sostiene que los salarios se verán congelados a todos los niveles, mientras que otro 14% limitaba esta congelación sólo a ciertas escalas. Apenas el 4% de las compañías encuestadas considera que las remuneraciones se verán incrementadas en ciertos puestos en ese periodo de tiempo. Cabe destacar que este estudio se ha basado en grandes multinacionales y cotizadas del Ibex, lo que nos lleva a deducir que las consecuencias para las pequeñas y medianas empresas serán aún peores.

Pero, dejando a un lado los informes, los datos oficiales ya confirman también esta contención de los sueldos. La subida salarial media pactada este año por los nuevos convenios se ha recortado hasta el 1,5%, según los datos hasta agosto publicados esta semana por el Ministerio de Trabajo. Esto supone que en apenas un año el alza se ha reducido bastante más de la mitad.

Temas

Comentarios

Lea También