Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Luz, combustible, alimentos, y ahora... las hipotecas

El euríbor ha entrado en positivo por primera vez desde enero de 2016 y se espera una subida de las hipotecas, que puede ir de los 32 a los 63 euros al mes. Será otro golpe para las familias

| Actualizado a 14 mayo 2022 13:32
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

«Nos han subido la luz, el gasoil, el gas, los alimentos, el transporte, y ahora... la hipoteca». Francesc y Carme hace meses que tienen que hacer auténticos malabarismos para cuadrar las cuentas del hogar. Esta familia numerosa –tienen tres hijos de entre ocho y cinco años– ha visto cómo los gastos se disparaban de forma espectacular, mientras «que las nóminas hace tiempo que no nos las tocan. Cobro igual que hace más de cinco años, cuando el nivel de vida ha subido de manera brutal», se lamenta Francesc.

Esta pareja cuenta con una hipoteca variable de 150.000 euros, a 30 años, con euríbor más un diferencial del 0,99%. Según los cálculos de diferentes webs, con la próxima revisión de la hipoteca, el préstamo de esta familia se encarecerá unos 32 euros mensuales o unos 384 euros anuales. «Si esto es así, esta subida de la hipoteca llega en un momento malísimo, pues los gastos se han disparado, especialmente el del combustible. Necesito el coche para trabajar y cada mes me gasto unos 150 euros más que antes en llenar el depósito», explica Francesc.

La culpa de esta subida de las hipotecas la tiene el euríbor, el indicador que más se usa en España para calcular las cuotas de las hipotecas. El pasado mes de abril registró una tasa media en positivo en el mes, algo que sucede por primera vez desde enero de 2016.

Así, la tasa media provisional del euríbor se sitúa en el 0,005%, según datos de Bloomberg, y a falta de la confirmación del Banco de España. Esa cifra es muy superior al -0,237% que registró en marzo; al -0,335% de febrero; y al -0,477% de enero. Está claro que esta subida del euríbor afectará directamente al precio de las hipotecas.

La tasa en positivo registrada por el euríbor en abril provocará un encarecimiento de las cuotas de las hipotecas, ya que hace un año (abril de 2021), el indicador cerró con una tasa media del 0,484%.

Como ocurre en el caso de Francesc y Carme, para una hipoteca media de 150.000 euros a 30 años, con euríbor más diferencial del 0,99%, el préstamo se encarecerá unos 32 euros mensuales o unos 384 euros anuales.

Más ejemplos: si el préstamo hipotecario es de 300.000 euros a 30 años, también con un diferencial de euríbor más el 0,99%, la cuota a pagar cada mes será de 962,05 euros, frente a los 898,36 que se pagaba en abril de 2021. Es decir, que se encarecerá unos 63,6 euros más cada mes, o casi 764 euros al año, según los cálculos del portal iAhorro.

Esta subida del euríbor no solo se está notando en los cambios de condiciones de las hipotecas contratadas, sino también en los nuevos préstamos contratados y en las prisas por comprar una vivienda. Según datos de BBVA Research, la venta de viviendas creció un 26,2% en los dos primeros meses de 2022 y una de las razones sería por los bajos tipos de interés y las condiciones favorables para endeudarse garantizando una cuota fija.

De hecho, desde BBVA Research creen que en los próximos meses, el sector inmobiliario se verá condicionado por la revisión a la baja del crecimiento económico, la guerra en Ucrania, la escasez y la elevada inflación de los materiales de construcción, la previsible subida de los tipos de interés y la persistencia de la incertidumbre regulatoria.

Las hipotecas a tipo fijo han sido en los últimos años de tipos de interés en mínimos la estrella del escaparte bancario y la opción predilecta de los compradores de vivienda. Según los últimos datos del INE a cierre de febrero, este tipo de préstamos copa ya cerca del 74% de las nuevas constituciones, frente al 26,2% variables. Y la preferencia de los futuros propietarios se mantiene frente al reciente repunte del euríbor, cuya media mensual despidió abril en positivo por primera vez en seis años, encareciendo de forma notable las hipotecas que ahora pasan su revisión anual.

Los expertos aconsejan a los hogares no contraer nuevas deudas, en previsión de la subida

Con este escenario, el 81,7% de los españoles reconoce que, si tuviera que hipotecarse a día de hoy, elegiría un préstamo a tipo fijo antes que uno variable, según una encuesta elaborada por el portal inmobiliario Pisos.com. «Este sondeo pone de manifiesto el cambio que venimos experimentando en los últimos años, consolidando el claro 'sorpasso' de las hipotecas fijas», explica Ferran Font, director de Estudios y portavoz de la plataforma especializada.

Esta situación no encajaría, sin embargo, con los planes de la banca, que en las últimas semanas ha apostado por el encarecimiento de sus tipos fijos con el objetivo de hacer más atractivas las hipotecas variables para aprovechar la subida del euríbor. Tras despedir el mes pasado en el 0,013%, el indicador al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España ha seguido avanzanado en mayo hasta rondar el 0,24%.

Y la perspectiva de que esta tendencia continúe hace prever a las entidades mayores ingresos por esta vía, por lo que el objetivo es claro: trasladar a los clientes del fijo al variable, donde tras años de tipos negativos se prevén ahora mayores ingresos a medio plazo. La encuesta elaborada por el portal especializado también refleja otras tendencias que empiezan a despuntar en el mercado.

Se observa, por ejemplo, una mayor demanda de hipotecas con financiación al 100%. En concreto, un 69,2% de los españoles aboga por el regreso de este tipo de productos que financian el cien por cien del valor de tasación (frente al 80% de máximo habitual). Esto permite acceder al préstamo sin ahorros previos, pero a cambio de mayores intereses y una deuda a devolver en plazos más largos.

Subidas que se moderarán

El portal Idealista sostiene que «los economistas prevén varias subidas de los tipos de interés este año, lo que seguirá impulsando al alza al euríbor». Los expertos, sin embargo, prevén que el ritmo de subidas se vaya moderando y que el indicador termine el año como mucho en torno al 0,4%. «De cara a 2023, el mercado prevé que alcance niveles del 0,8%, aunque todo dependerá de cómo evolucione la inflación», indica la plataforma inmobiliaria.

En cualquier caso, son malas noticias para los hipotecados. Lla subida de las cuotas de las hipotecas variables supondrá una pérdida de renta para los hogares y, como consecuencia, una merma de su nivel de consumo y ahorro para compensar el sobrecoste del préstamo. También hay algunos que creen que las subidas pueden ser superiores a lo que actualmente está previsto, por lo que recomiendan a los hogares no contraer nuevas deudas, amortizar en la medida de lo posible los préstamos a largo plazo y pasar de una hipoteca variable a una fija.

Comentarios
Multimedia Diari