«Ramon Bellmàs venía a esquiar con su familia»

El presidente del Col·legi d’Enginyers Industrials de Tarragona, Fernando Torres, recuerda que el fallecido en el atentado de Afganistán participaba en las actividades de la entidad

19 mayo 2024 17:20 | Actualizado a 19 mayo 2024 17:58

El presidente de la demarcación en Tarragona del Col·legi d’Enginyers Industrials de Catalunya, Fernando Torres, recuerda la participación de Ramon Bellmàs en las actividades que organizaba la entidad. Bellmàs murió asesinado este viernes en Afganistán, donde se encontraba haciendo turismo.

Torres señala que lo conoció hace muchos años, cuando el fallecido –que estaba colegiado– trabajaba en la planta de Bayer. El colegio, además de las actividades que organiza desde el punto de vista profesional, también monta otras más lúdicas para que los colegiados y sus familias puedan participar «y conocernos mejor entre nosotros», detalla.

Bellmàs acudía con su esposa y sus tres hijos a esquiar. «Era el principio de la estación de esquí de Boí Taüll. El Sr. Carrera –ya fallecido y que era el propietario de la empresa de autocares de L’Hospitalet de l’Infant que llevaba su nombre– nos preparaba el viaje. Hablo de hace 15 ó 20 años». En cambio, no se apuntaba a otras actividades deportivas, como tenis o golf.

Torres recuerda que los tres hijos de Bellmàs iban al Col·legi Sagrat Cor «con los míos».

De su vertiente de trabajo, destaca su «gran profesionalidad. Bayer estaba por encima de todo». «Era una persona muy seria en el trato y muy respetable». En aquella época participaba en las reuniones que organizaba el colegio con otros ingenieros para poner cuestiones en común, como por ejemplo de medio ambiente. Últimamente, ambos habían perdido el contacto.

Minuto de silencio en Terrassa

Más de un centenar de personas se han reunido en el Raval de Montserrat de Terrassa este domningo para condenar la muerte de la farmacéutica de la ciudad que perdió la vida en el atentado terrorista de Afganistán, junto a su madre.

Amigos y conocidos de la víctima, así como concejales y portavoces municipales se han sumado a este acto que ha presidido el alcalde de la población, Jordi Ballart. El alcalde ha asegurado que la capital vallesana y el barrio de Las Arenas, donde se encontraba el establecimiento que regentaba la finada, están «golpeados» y ha exigido a las instancias internacionales y a la Audiencia Nacional que «aceleren al máximo la investigación» para esclarecer los hechos y que «los culpables paguen por ese crimen».

La concentración se ha celebrado a las doce y media del mediodía y ha reunido a conocidos y amigos de la víctima que se han mostrado visiblemente afectados por esta pérdida. Han llevado un ramo de rosas y varios lirios que han depositado frente a la entrada principal del consistorio.

Negocio familiar

Entre los participantes también estaban trabajadores de la farmacia Las Arenas, que regentaba a la víctima. Aunque no han querido hacer declaraciones frente a cámara, sí han explicado que éste es un negocio familiar, con una plantilla de empleados reducida, y que desde hacía unos ocho años regentaba la finada.

Por parte del consistorio, han asistido al acto varios concejales de Tot per Terrassa, así como el alcalde de la población, Jordi Ballart. En una atención a los medios ha asegurado que la ciudad «está de luto» y que todos los terrassenses están «consternados y golpeados» con la noticia.

Lamentó la muerte de las tres víctimas catalanas y tuvo un especial recuerdo por la egarense que perdió la vida. «Era una persona muy vinculada a la ciudad y al barrio de las Arenas», ha comentado el alcalde que ha explicado que el consistorio se ha puesto a disposición de la familia para ayudarla «en un momento tan difícil como éste y ante una muerte injustificada».

En este sentido, ha pedido a las instancias internacionales y a la Audiencia Nacional que aceleren la investigación de los hechos para que se esclarezcan lo antes posible y sus culpables «paguen por este crimen».

La víctima de Terrassa perdió la vida en el atentado junto a su madre –propietaria de la farmacia de la estación de Sants de Barcelona– y un hombre de Girona, Ramon Bellmàs. El ataque en la zona de Bamian dejó otros tres fallecidos de nacionalidad afgana.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari