«No era normal que siguiera así un solar como éste»

Vecinos y comerciantes aplauden el comienzo de los trabajos y confían en que el aparthotel sirva como revulsivo para la zona

| Actualizado a 23 noviembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El inicio de las obras en el solar de la antigua aduana ha cogido por sorpresa a la mayoría de vecinos y comerciantes de la zona, acostumbrados a convivir con la valla metálica que rodea la parcela entre las calles Barcelona, Major y Llevant desde hace 16 años. El sentir general es de expectación y de esperanza en que esta inversión ayude a dinamizar esta parte de la calle Barcelona y el Nucli Antic durante todo el año.

«Un aparthotel en esta zona puede traer un turismo familiar y de calidad que hará mucho bien», considera Eli, una vecina de Salou que acaba de abrir un negocio en la calle Ponent. «Todo el Nucli Antic ha perdido bastante los últimos años y esto puede ser una oportunidad para mejorar la imagen, que haya más gente y generar algo más de comunidad. Seguro que será positivo y, sobre todo, si abre todo el año», dice.

En la misma línea, Victoria, de la tienda El Barquito de Papel, señala que «es una muy buena noticia que por fin se vaya a hacer algo. Seguro que servirá para mejorar toda la zona. No hay en todo Salou un solar como éste, tan céntrico, y no era normal que siguiera así después de tanto tiempo». Por otra parte, la comerciante celebra que se vaya a recuperar un elemento histórico que aún recuerda como es la fuente de Ferran VII, que se devolverá a su ubicación original, en la calle Barcelona, una vez acaben las obras.

«Ya era hora de que se pusiera orden en ese solar después de tantos años de abandono. Era un foco de suciedad», manifiesta Ramón, vecino de Salou. Sobre el aparthotel que se ha comenzado a construir, afirma que «es muy importante que vengan inversiones que sirvan para crear puestos de trabajo. Ahora falta que sea para todo el año». «Eso debería haber estado construido hace diez años. Ojalá que ahora vaya todo rápido y podamos ver cómo cambia esta parte de la calle Barcelona», señala Mercedes.

Lola, otra vecina que trabaja en la zona, se muestra más contrariada sobre los usos que tendrá este espacio. «¿No hay suficientes plazas hoteleras ya en Salou? Quizá hubiera sido mejor que el Ayuntamiento comprara el solar y hacer una gran plaza pública», expresa.

Comentarios
Multimedia Diari