El herido de bala en un tiroteo de Calafell intentó huir con dos compinches

Una patrulla de Mossos interceptó el coche cerca del CAP de la ciudad. Perdía mucha sangre y peligraba su vida

19 mayo 2024 15:30 | Actualizado a 19 mayo 2024 15:45

Un ciudadano francés herido en una pierna, dos interrogados (y compinches del herido) y un tercero (o más) en busca y captura. Esta es la situación este domingo del caso que está en manos del Área de Investigación Criminal (AIC) de los Mossos d’esquadra que ayer sábado se inició con un herido de bala dentro de una habitación del hotel El Castell, en la avenida Baix Penedès de Calafell.

La hipótesis que está barajando la unidad especializada de Mossos es una reunión relacionada con drogas en la que el desacuerdo terminó con disparos dentro de una habitación del hostal y un hombre de nacionalidad francesa herido. Éste está ingresado en el hospital Joan XXIII de Tarragona custodiado por la Policía Autonómica hasta que pueda ser interrogado.

Las primeras llamadas de alerta al teléfono 112 entraron a los Mossos a las 16.30 horas y hasta el lugar se desplazaron unidades de seguridad ciudadana (USC) de la comisaría de El Vendrell.

Los agentes desplegados en el complejo turístico aseguraron el perímetro, y posteriormente se desplegaron en el hostal en búsqueda de los autores del tiroteo o más víctimas o heridos (se desconocía en esos momentos si el autor o autores del disparo estaban aún en el interior).

Se registraron las habitaciones una a una por miedo a que el ‘pistolero’ estuviera atrincherado y con rehenes

Una patrulla de Mossos, con información del mismo hotel, pudo localizar un coche de matrícula francesa muy cerca del CAP de la ciudad. En su interior viajaba el herido de bala y dos personas más. El herido perdía mucha sangre y requería asistencia médica rápida antes de poder morir desangrado, aseguran fuentes conocedoras del tema.

Mientras parte del dispositivo policial (contó con ayuda de la Policía Local de Calafell) gestionaba a los tres viajeros del coche, el resto de efectivos continuaba trabajando en el registro del hotel El Castell buscando al autor de los disparos.

Paralelamente a estos hechos el herido fue evacuado al hospital tarraconense y los otros dos viajeros del coche quedaron custodiados por Mossos. La unidad de seguridad ciudadana que llegó primero al lugar fue la encargada de llevar el registró habitación por habitación, y planta por planta. Algunos de los clientes estaban muy alterados y nerviosos. De hecho, habían escuchado los disparos y ello invitaba a encerrarse en la habitación y quedarse escondidos hasta que alguien garantizara su salida.

La búsqueda dentro del hotel fue altamente delicada, puesto que se contemplaba la hipótesis que el ‘pistolero’ estuviera todavía dentro del recinto, y sin descartar tener bajo amenaza a rehenes. De hecho, el Grup Especial d’Intervenció (GEI), mossos expertos en situaciones altamente complejas, tendrían la obligación de acudir si se hubiera dado este caso.

Una vez descartada esta doble hipótesis (ni pistolero ni rehenes en el hotel), la búsqueda de los autores de los disparos se amplió. Se visualizaron imágenes del parking del hotel y de cámaras de tráfico de Calafell para poder encontrar el coche de huida y tener un elemento más para poder dar caza al autor.

De momento, la búsqueda sigue activada, se localizó otros vehículos implicados (en esta reunión vinculada al mundo del narcotráfico). Estos vehículos están en manos de los Mossos.

El herido sigue ingresado en el hospital a la espera de poder ser interrogado sobre este tiroteo dentro de un hotel de Calafell. La búsqueda del presunto autor sigue activada.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari