Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Naltros Salud

Bajar el colesterol malo a niveles extremos no perjudica la salud

Así lo demuestra un estudio del Hospital Sant Joan de Reus liderado por Lluís Masana

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de un laboratorio de la Facultat de Medicina de Reus. Foto: Alfredo González

Imagen de un laboratorio de la Facultat de Medicina de Reus. Foto: Alfredo González

¿Es bueno para nuestro metabolismo disminuir de forma extrema el colesterol malo? Hasta ahora existían serias dudas entre los profesionales médicos sobre si bajar los niveles de LDL-C a menos de 25 mg/dl podía llegar a producir efectos secundarios entre los pacientes, como por ejemplo alteraciones cognitivas o un incremento del desarrollo de la diabetes. 

Pero investigadores de la Unitat de Medicina Vascular i Metabolisme del Hospital Universitari Sant Joan de Reus, liderados por Lluís Masana, han demostrado que este colesterol malo, aunque esté a niveles de menos de 25 no implica alteraciones metabólicas, «siempre y cuando se haga aumentando su eliminación», explica el propio Masana, quien recuerda que «aumentando el desagüe eliminamos el colesterol cuando éste ya ha hecho su función».

La industria farmacéutica puso en el mercado hace un par de años un medicamento para ayudar a bajar los niveles de colesterol malo. Se conseguía con dos pinchazos subcutáneos al mes, aunque los resultados demostraban que estos pacientes disminuían de forma extrema el LDL-C. Los niveles normales de este colesterol malo son los que no superan los 130 mg/dl y a una persona con complicaciones se le recomienda estar por debajo de los 70. 

Niveles muy bajos

Pero lo que se encontraron los médicos es que los pacientes que se medicaban con este nuevo fármaco bajaban hasta los 10 o 15.
Las conclusiones extraídas por este equipo de investigadores del Hospital Sant Joan de Reus, y que han sido publicadas en la prestigiosa revista científica norteamericana Journal of Clinical Lipidology,  son «una buena noticia, tanto para los médicos como para los pacientes, que podrán dejar de preocuparse», insiste Lluís Masana. Dos de cada cinco personas mueren en el mundo de enfermedades cardiovasculares. Unos niveles de colesterol malo demasiado altos pueden derivar, por ejemplo, en un infarto, un accidente vascular o enfermedades circulatorias en las piernas. 

La esperanza de vida

El director de la Unitat de Medicina Vascular i Metabolisme del Sant Joan destaca como importante que «en los últimos 38 años, la esperanza de vida en España ha pasado de una media de 75 a 83 años. De estos, seis se han conseguido ganar gracias a un mejor control de las enfermedades cardiovasculares». Aquí jugaría su papel, tanto las medidas preventivas y los tratamientos, como una mejora en el estilo de vida, tanto de la alimentación como de la disminución del consumo de tabaco.

Temas

Comentarios

Lea También