Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Comidas a la sombra de un castillo

El Bistro de Mar abre sus puertas al borde de la costa de Tamarit

Mouad El Osri

Whatsapp

En Tamarit hay muchos elementos que hacen de este sitio un lugar apetecible. Playas, calas atractivas y rincones a visitar. No obstante, hay otro elemento siempre presente: la gastronomía. Un ejemplo de la importancia de este último factor en Tamarit es el Bistro de Mar.

Esta terraza gastronómica está situada en la carretera N-340A, en el kilómetro 1172 de Tamarit. Está situado dentro del Camping Tamarit park, un espacio conocido por hospedar a muchos turistas. Este imán de turismo hizo posible el proyecto del Bistro de Mar, tras ceder un espacio para su establecimiento y posterior desarrollo. Este verano podrá encontrarlo abierto los lunes y martes de las 19.00 a 01.00 y de jueves a domingo de las 12.00 a la 01.00. Los miércoles son los días de fiesta del Bistro de Mar.

Este nuevo espacio nace de la fusión de dos restaurantes: el Mas Folch y el Lola Bistro. Su apertura se hizo oficial el pasado de 1 de junio. Este recién nacido restaurante ya ha adquirido fama entre los diferentes visitantes por la particular ubicación en la que está. Cerca de la costa con vistas al mar y al castillo de Tamarit. Cuenta con un aforo de 45 personas, para poder hospedar una cantidad considerable de comensales. La terraza se encuentra en la parte de arriba. En la planta de abajo se ubica otro restaurante, el Brisa.

El restaurante de arriba, el Bistro de Mar, cuenta con vistas a la costa y al castillo de Tamarit

La especialidad de este restaurante son las elaboraciones frías. Al ser un negocio cercano al mar, abundan los productos marinos. Tiene por ejemplo: diferentes variedades de ostras, anchoas, diversas gamas de gazpacho o un buen jamón ibérico. La cocina se identifica con el ‘slow food’, una forma de comer que involucra degustar apropiadamente la comida. Los productos que se usan para esta cocina son los llamados ‘Km 0’, productos autóctonos de la zona. También tiene una variedad de vinos y cavas con los que maridar las comidas. También hay postres peculiares propios del Bistro de Mar, como por ejemplo el tiramisú de Baileys o el helado de fruta de la pasión con pera.

Este restaurante arranca este año con una novedad que está dando muchos frutos. Los comensales podrán disfrutar, cada domingo de 12 a 15 horas, del vermut electrónico. Un pequeño evento dominguero que el Bistro organiza, pues cree que añadiendo un servicio así, acorde con la situación playera y un día como los domingos, ayuda a crear ambiente. Y hasta ahora, la mayoría de los visitantes que ha recibido este restaurante, aprueban esta iniciativa de ocio con buena nota. 

Cerca de un 60% de comensales son de fuera del camping. Una señal que indica que la notoriedad de esta terraza va más allá del lugar.

Como servicio adicional que ofrece este restaurante, tiene el parking. La dirección del restaurante pensó detenidamente en este aspecto. Es una zona difícil para aparcar, especialmente para la gente que viene fuera del camping. Los únicos sitios en los que dejar el coche era el camping o en el castillo, donde hay ‘cuatro plazas contadas’, según palabras de la community manager del negocio.

El Bistro de Mar, que acaba de abrir este verano, prevé abrir anualmente desde Semana Santa hasta octubre. Este año pretende despedir la temporada de servicios el 8 de octubre. No obstante, año tras año irá variando el día de final de temporada en función de las visitas post-veraniegas de principios de otoño.

Comentarios

Lea También