Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos por el precio de uno

El nuevo episodio de la franquicia vuelve a contar con momentos delirantes y música de los 80. Esta vez  el protagonista comparte estrellato con su antítesis 

Eduard Castaño

Whatsapp

¿Qué sucedería si metemos en un cóctel a Gru y la música de los 80? Pues, que la diversión esta asegurada ... por partida doble. O mejor aún; triple. La tercera pata de esa diversión es la sorprendente aparición de Dru, la antítesis de ese brillante villano gruñón pero con un corazón que no le cabe en el pecho.
La tercera entrega de esta franquicia animada sigue los cánones de las dos anteriores, especialmente de la segunda. Y es que los productores no han querido decepcionar a nadie. Ni a pequeños (los minions siguen haciendo estragos entre las criaturas) ni a mayores (que disfrutaran gracias a su ‘movida’ banda sonora en forma de canciones de los años 80).
 

Gru frente al espejo
Un cóctel que da mucho jugo. Bien batido y, sobre todo, muy agitado. Una buena diversión de hora y media para disfrutar de risas y sin tener que pasar el calor. Quizás, su única pega, es un guión irregular y en cuya trama general el espectador acabe perdiéndose mientras se interesa más por las pequeñas subtramas que van ocurriendo.


Gru, mi villano favorito 3 arranca cuando a nuestro villano favorito le llegan malas noticias. A Gru lo han despedido. Se ha quedado sin trabajo porque ha dejado escapar al supervillano Balthazar Bratt y los minions lo abandonan. Bratt fue una estrella infantil de los años 80 protagonista de una serie donde interpretaba a una joven mente criminal que utilizaba una combinación entre técnicas de baile pop, artes marciales y juguetes de alta tecnología. Pero, con la llegada adolescencia perdió su carisma y ha estado creando el caos en todo el planeta. Lucy impulsará a Gru a conocer a su hermano gemelo Dru, un multimillonario igualito que él, pero con pelo largo y rubio que viste de blanco, es excéntrico y extrovertido. Además, ahora Gru tendrá que decidir si está listo para continuar la tradición familiar de dedicarse al crimen, y unirse a su hermano para llevar a cabo un último golpe.
Es, por tanto, una interesante idea la de aportar al personaje central su antítesis. Aunque los productores de Illumination Entertainment deberán hacer una revisión de cara a futuras tramas de la franquicia. Si no, pueden acabar quemando un personaje tan hilarante y eléctrico como Gru, al que volveremos a ver acompañado también (¡como no!) de Margo, Edith y Agnes, los pilares familiares de la franquicia.
Este Gru 3 no resulta tan redonda como su predecesora pero cuenta con momentos delirantes y otros de gran ternura  (la aventura de Agnes y el ‘unicornio’). Es una diversión perfecta para ir con los peques. Hay guiños para todos aunque con menos moraleja que las anteriores.

Los otros estrenos

'Un don excepcional'

 Frank Adler es un hombre soltero que está criando a su sobrina, una niña de siete años con unas extraordinarias habilidades para las matemáticas. Su abuela Evelyn lo sabe bien. Mientras Frank intenta que su sobrina lleve una vida normal, Evelyn tiene otros planes para la niña, y pretende potenciar sus habilidades. Como consecuencia, Frank se verá obligado a luchar desesperadamente por su custodia.

 

Estiu 1993

 

 

Frida (Laia Artigas), una niña de seis años, afronta el primer verano de su vida con su nueva familia adoptiva tras la muerte de su madre. Lejos de su entorno cercano, en pleno campo, la niña deberá adaptarse a su nueva vida.
La película narra la historia personal de Carla Simón, su directora, que perdió de niña a sus padres víctimas del sida.