Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Citroën C4 Cactus bucea en su historia para celebrar su éxito

La exposición "Cactus Design Made in Spain" ha repasado los grandes hitos que han ido jalonando el proceso creativo que ha dado lugar al Citroën C4 Cactus: desde el concept-car C-Cactus de 2007 hasta el modelo actual, fabricado en el Centro de Producción de Madrid.

Redacción

Whatsapp
Fotografías, dibujos y concept-car originales han podido verse en la sede central de Citroën, en Madrid.

Fotografías, dibujos y concept-car originales han podido verse en la sede central de Citroën, en Madrid.

Tras haber cumplido este verano su primer año de vida, el Citroën C4 Cactus acaba de hacer un repaso por su historia en la exposición “Cactus Design Made in Spain”, que ha tenido lugar en Madrid. En la muestra se han podido ver los concept-car previos al emblemático modelo de Citroën. Un modelo que acumula premios y que es un éxito comercial, con 95.000 unidades vendidas en todo el mundo, 13.000 de ellas en su país de origen, España. El Citroën C4 Cactus es resultado de años de trabajos e investigaciones por parte del Centro de Diseño Citroën, que se han prolongado durante casi una década y que sigue dando frutos tan interesantes como el concept Cactus M, una reinterpretación moderna del Citroën Méhari que se ha presentado en el Salón del Automóvil de Fráncfort.

Fue precisamente en la 62ªedición del IAA, celebrada del 13 al 23 de septiembre de 2007 en el recinto ferial de la ciudad alemana, donde se presentó el Citroën C-Cactus, que ya apuntaba gran parte de la filosofía del Citroën C4 Cactus, empezando por su nombre. Este prototipo daba un salto en el tiempo por sus características: un vehículo ecológico, con un estilo atractivo y lúdico, por el precio de una berlina media. Para lograr esta propuesta, los diseñadores e ingenieros de la marca apostaron por varias vías de trabajo, como dar prioridad a equipamientos esenciales, apostar por un estilo que aunara economía y ecología sin caer en la austeridad y la simplificación de mecanismos y piezas, hasta el punto de crear elementos que sirvieran para varias funciones. La senda estaba marcada.

Las inquietudes del equipo del Centro de Diseño Citroën no se quedaron ahí. El año siguiente, demostrarían, en el Salón de París, la polivalencia de sus ideas con la presentación de varios Citroën C Cactus, propulsados, respectivamente, con un motor diésel convencional, una cadena de tracción híbrida y baterías de iones de litio, en la versión 100% eléctrica.

Las ideas lanzadas por estos concept no acabaron amontonando polvo en un cajón: fueron una fuente de inspiración que acabaría generando el concept Citroën Cactus, que se presentó, en 2013, en Fráncfort, convertida ya en ciudad fetiche de esta familia de prototipos. En este vehículo, también presente en la muestra, se prefiguraban ya elementos clave del modelo actual, como los Airbump®, los asientos delanteros inspirados en los sofás o la pantalla táctil, en la que se agrupan las principales funciones del coche.

Finalmente, coincidiendo con el día de nacimiento de André Citroën y el 95 aniversario de la marca de automóviles que fundó, se presentó el C4 Cactus que, fabricado en el Centro de Producción de PSA Peugeot Citroën en Madrid, iniciaría su comercialización meses más tarde. Su vocación es lanzar el nuevo posicionamiento de la gama Citroën: más diseño, más confort, más tecnología útil en un vehículo económico y ecológico. Su objetivo es dar más valor a lo que realmente cuenta para los clientes, incorporando innovaciones tecnológicas y apostando fuertemente por el diseño, el confort, la facilidad de uso y un bajo coste de utilización. Citroën propone, con el C4 Cactus, desterrar viejas ideas y apostar por una nueva forma de entender el automóvil.

 

 

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También