Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Series y novelas, el kit para aprender idiomas

Viajar también ayuda a perfeccionar los conocimientos y a perder la vergüenza a la hora de hablar en otra lengua

Diari de Tarragona

Whatsapp
En verano es un buen momento para mejorar los conocimientos. Foto: Pixabay

En verano es un buen momento para mejorar los conocimientos. Foto: Pixabay

En cualquier lugar y momento. En casa, la piscina, la playa o mientras se viaja. Cualquier momento es bueno para aprender idiomas en verano, tanto si empieza desde cero como si quiere refrescar sus conocimientos. El kit imprescindible son las series, las novelas y, como no podía ser de otra manera, viajar a otras ciudades. En cualquier caso, en la maleta tiene que haber espacio para la motivación, que es fundamental. 

De partida lo que desaconsejan los expertos es hacer ejercicios de gramática, que es el «enfoque principal de la mayoría de las aplicaciones de autoaprendizaje de idiomas disponibles hoy en día», subraya el director del Centre d’Idiomes Moderns de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y profesor de inglés Joseph Hopkins.

Si es de los que no se pierde ningún capítulo de las series de moda, aproveche la oportunidad para mirarlas en versión original subtitulada. Además, si su película preferida es la trilogía de El Señor de los Anillos o Harry Potter, puede rescatar los films y verlos en versión original. «Quien lo haga estará procesando lenguaje, y esto es más útil que muchos ejercicios de gramática», afirma el profesor. 

Si tiene un nivel intermedio del idioma puede leer libros en su texto original

Nathalie Bittoun, profesora de francés de la UOC, propone «utilizar lo que tenga más a mano», desde páginas web de la televisión francófona TV5Monde o de la radio RFI, donde hay podcasts y vídeos, hasta ejercicios para aprender la lengua». 

Si es de los que tiene un libro en la mesita de noche preparado para leer antes de ir a dormir es una buena opción cambiarlo por una obra en otro idioma.

Dibujos y canciones

Muchos de sus artistas favoritos o los éxitos del verano son en inglés, aproveche esta ‘casualidad’ para ponerse las pilas con el idioma. La profesora de japonés Takako Otsuki destaca que «aquello que le gusta es uno de los mejores recursos para el aprendizaje de idiomas». Sea como sea, el profesor del Centre d’Idiomes Moderns de la UOC insiste en que «es importante que el contacto con el idioma no se pierda por el simple motivo de no ir a clase». 

El inglés sigue siendo la lengua más estudiada en la UOC con unos 5.500 estudiantes cada semestre, pero España está a la cola de Europa en el nivel que los ciudadanos se ponen a sí mismos, según refleja una encuesta publicada a principios de año por la Universidad de Cambridge. 

En la misma línea, un estudio reciente de l’Observatori d’Ocupabilitat de la UOC concluye que el conocimiento elevado de idiomas es una competencia prioritaria para las empresas catalanas más avanzadas, pero que la mayoría de recientes graduados no la cumple. 

Viajar es una de las opciones más aconsejables. Foto: Freepik

El poder de la lectura de ocio

Para Hopkins, otra muy buena opción es la lectura de ocio de novelas en el idioma que se haya estudiado, que «tienen un poder que se subestima». Según el profesor, las personas con un nivel intermedio de idioma pueden leer las novelas en su texto original, mientras que quienes tengan un nivel básico lo más indicado es buscar obras simplificadas en librerías especializadas.  

Viajar

Pero si se tiene la oportunidad, la mejor manera de practicar un idioma es viajando. En opinión del profesor, «vale la pena perder la vergüenza y aprovechar la situación para comunicarse con la lengua que se quiera practicar». 

La profesora Takako coincide con el profesor y en el caso de quienes quieran viajar a Japón aconseja que «por muy básica que sea la noción del idioma que tengan, ya cambia mucho y la gente les orientará con más confianza si les preguntan alguna cosa». La experiencia será una combinación de turismo y aprendizaje. 

Temas

Comentarios

Lea También