Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tomar psicofármacos multiplica el riesgo de caídas en los mayores

Un estudio realizado en un CAP de Tortosa demuestra la relación entre antidepresivos, fármacos para dormir y caídas

Norián Muñoz

Whatsapp
Uno de cada tres mayores sufre alguna caída a lo largo del año. Foto: Txema Morera/DT

Uno de cada tres mayores sufre alguna caída a lo largo del año. Foto: Txema Morera/DT

Un 83% de los pacientes mayores de 65 años que toman algún tipo de psicofármacos está en riesgo de sufri una caída. Así se desprende de un estudio realizado con pacientes del CAP El Temple de Tortosa.

Para el estudio se analizaron los datos de 195 pacientes de más de 65 años. Un 47,1% tomaba un psicofármaco; un 26%, dos, y un 9,7% estaba polimedicado. Cuenta Sònia Baset, enfermera y una de las autoras del estudio, que es relativamente común encontrar personas mayores que consuman al menos dos tipos de estos medicamentos, benzodiacepinas (relajantes musculares, pastillas para dormir...) y antidepresivos, aunque mientras recopilaban la información encontraron personas que tomaban hasta seis.

Con los datos demográficos de los pacientes, la relación de medicamentos que tenían prescritos y antecedentes de caídas según su historia clínica, se calculó el riesgo de caídas siguiendo una escala internacional. La relación entre el consumo de estos medicamentos y las caídas fue más que evidente. La causa, explican, estaría en los efectos calmantes y relajantes de este tipo de medicamentos.

Prescripciones sin revisar

Baset es autora del estudio con la doctora Gracia García y la también enfermera Cristina Sanz, miembro de la Associació d’Infermeria Familiar i Comunitària de Catalunya, que se ha encargado de difundir la investigación.

Cuenta Baset que una de las circunstancias que han podido constatar en otros estudios es que hay pacientes a quienes se les recetó la medicación una primera vez y a partir de allí se les ha seguido prescribiendo sin revisar su situación. Algunos, explica, han estado tomando estos medicamentos sin un diagnóstico durante más de 10 años.

Tanto Baset como la doctora García apuntan que «desde la atención primaria recomendamos que se evalúe el riesgo de caídas, así como los factores que pueden modificarlo, como la prescripción de psicofármacos y la duplicación de los mismos, y pedimos que se pongan en marcha medidas de intervención multidisciplinarias para reducirlos».

Sans también anima a los pacientes y sus familias a revisar con el médico los medicamentos que tengan prescritos y los posibles efectos adversos.

De cada 3 mayores uno se cae

Valga destacar que, según los datos de la OMS,las caídas son la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales. Más de 1.400 personas mayores de 65 años fallecen cada año a causa de caídas en el conjunto del Estado, según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

Otros estudios apuntan a que uno de cada tres mayores sufre una caída al menos una vez al año. La mitad de estos percances se producen en un mismo nivel y por tropiezo, más de la mitad de ellas en el hogar.

Temas

  • SALUD

Comentarios

Lea También