Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Toni Orensanz: "La obra del nazismo fue humana"

Entrevista al periodista y escritor, autor del libro 'El nazi de Siurana'

Núria Jacas

Whatsapp
El falsetenc sujetando su última obra de investigación. Foto: Lluís Millian

El falsetenc sujetando su última obra de investigación. Foto: Lluís Millian

-Así que es verdad que un nazi vivió en Siurana.

- La leyenda era muy conocida. Mucha gente me dice: «Pero Toni, yo ya sabía que Buyse era nazi». Pero lo que no se sabía era qué tipo de nazi fue y qué había detrás del matrimonio de Jan y Anita.

 

-¿El punto de partida de la investigación fue la primera visita a Anita?

- Sí. Fue allí cuando me vino a la cabeza la leyenda popular que tantas veces había escuchado y dije: ¿Y si es verdad? La entrevista con Anita representó una puerta abierta a lo desconocido.

 

-¿Y por qué decidió empezar a investigar?

- Porque la historia reunió unas cuantas cosas que me llamaron mucho la atención. Para hacer un tema de investigación de largo recorrido, la curiosidad te tiene que superar. Y me superó.

 

-¿Le superó porque era una historia sobre el nazismo?

- Más que el nazismo, me cautivó la historia en sí. Este libro no es la obra definitiva de los nazis en Espanya, porque no soy yo el que lo tiene que hacer. Yo soy un periodista que se pone donde no le piden, haciendo periodismo local y que a partir de un caso muy concreto, se ilumina y saca una historia más grande. Soy un periodista local al que le gusta contar las historias que pasan al lado de su casa. Además, si yo no lo hago, ¿quién lo hará?

 

-¿Así que en el libro, usted escribió una historia humana?

- La obra del nazismo no es creada por extraterrestres, es humana. Jan Boyse y Anita fueron gente como tú y como yo, de carne y hueso. Hitler también fue un ser humano. Hablamos de gente, seguramente con virtudes como ser un gran padre, amar mucho a su esposa... Por eso digo que es humana.

 

-¿Cómo se quedó cuando Anita le echó de su casa por haber preguntado demasiado?

- Me quedé muy parado porque de hecho aún no había ni entrado en materia. Ella intuyó que yo quería fisgonear un poco y me cortó de raíz.

 

-¿Y en ese momento, no se le pasó por la cabeza dejar de investigar y no insistir más en la pareja?

- Al contrario, creo que eso fue lo que me motivó. ¿Por qué sin yo haber preguntado nada me echó de su casa? Eso quería decir que allí pasaba algo grande. De hecho, ese episodio explica perfectamente el tema principal del libro.

 

-¿Y cuál es?

- De cuán difícil es aún hoy en día pasar página, individual o colectivamente, de la historia oscura y chunga de nuestro pasado. De cómo gestionar tu pasado, de cómo lo explicas a los otros y cómo te lo explicas a ti mismo. De cómo, 80 años más tarde, el pasado continúa estando vivo. De cómo es posible que hoy llegue un periodista a tu casa y no seas capaz ni de empezar a hablar sobre el pasado.

 

-¿Mucha más gente le cerró la puerta de su casa?

- Al ser una leyenda de pueblo, la gente de Cornudella y de Siurana me habló abiertamente del tema. Pero muchos terminaban con un «Eh, pero yo no sé nada de lo que te he dicho».

 

-¿Y le sorprendió?

- Me sorprende que la sociedad hablemos abiertamente sobre un tema muy trágico que pudo pasar ayer y de uno de hace más de 80 años, no. Creo que es muy necesario que miremos atrás para entender muchas cosas del futuro.

 

-Del 1 al 10, ¿qué cantidad de información cree que sabemos del fin del nazismo?

- 4. Hay muchísimas obras y documentales que nos han enseñado mucho. Pero creo que aún no somos conscientes de la magnitud de la presencia de nazis fugitivos en Espanya.

Temas

  • CONTRAPORTADA

Comentarios

Lea También