Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un lío amoroso del siglo XVII en Tarragona

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Foto: David Ruanao

Foto: David Ruanao

Joan Pera se convertirá mañana en el despreciable pero simpático protagonista de la obra L’Avar de Molière en el Teatre de Tarragona. A sus 68 años, el actor cómico que truinfó con Paco Morán en La extraña pareja, da vida a Harpagon, un hombre viudo que se desvive por el dinero y quiere casar a su hija Elisa con Anselm, un viejo muy rico dispuesto a desposarla sin dote. Pero Elisa está enamorada del joven Valeri. Con este clásico escrito hace más de tres siglos y estrenado en 1668 en el Palais Royal de París, abre el telón la temporada de otoño de los teatros tarraconenses.

El director Josep Maria Mestres parte de la versión actualizada del texto que Sergi Belbel realizó?para una producción en el festival Grec de Barcelona de 1996. Ha modificado algunos aspectos del original, como las excesivas florituras propias de la época, y ha apostado por Pera, un actor conocido por su trayectoria como profesional del teatro de bulevar.

«Hay cosas que parecen haber sido escritas hoy, un momento en que Europa está siendo tan poco generosa», señala Mestres, director de otros montajes como Llibertat! de Santiago Rusiñol y La cortesía de España de Lope de Vega.

Harpagon no sólo quiere encasquetar a su hija, también rivaliza con su primogénito Cleante por el amor de Mariana. Como si de un culebrón venezolano se tratatse, la trama se va liando: el criado de Cleante, Escletxa, roba el oro de Harpagon;Valeri confiesa su amor por Elisa y Anselm descubre que Mariana y Valeri son los hijos que creía perdidos en un naufragio. Carnaza de primera para los programas de cotilleos tan de moda ahora en la televisión. Al final, las dos parejas de jóvenes pueden casarse y Harpagon se da por satisfecho al recuperar su oro.

«Como juguetón que soy, mi reto era trasladar mi manera de comunicar con un texto de esta categoría, y con unos personajes de estas complejidades», explica Pera. «Intento hacerlo con humanidad», añade el intérprete, que en 2015 recibió la Creu de Sant Jordi por ser considerado uno de los más populares en el mundo escénico catalán.

En L’Avar, Molière usa todos los resortes del humor: un personaje cómico (Harpagon) y la comicidad de las palabras y los gestos, heredados de la farsa y del baile.

En el reparto destacan actores jóvenes, como Manu Fullola, Júlia Barceló, Ricard Farré, Elena Tarrats, Alba Florejachs, Òscar Castellví y Xavi Francés.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También