Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Absuelto el padre Román del caso de abusos sexuales que sacudió Granada

La Audiencia argumenta que hay falta de presistencia de la acusación y graves contradicciones en la declaración de la víctima

Agencias

Whatsapp
Imagen de archivo del padre Román. FOTO: EFE

Imagen de archivo del padre Román. FOTO: EFE

La Audiencia de Granada ha absuelto al único enjuiciado por el conocido como caso Romanones, el padre Román, acusado de abusos sexuales a un menor, por la falta de persistencia de la acusación y la concurrencia de «graves contradicciones» en la declaración de la supuesta víctima.

La sentencia de la Sección Segunda, notificada ayer a las partes, coincide con la retirada de la acusación que ya hizo la Fiscalía durante la última jornada de la vista oral el pasado marzo y se refiere a las «versiones de los hechos imprecisas y vacilantes» del joven denunciante. La resolución, de ochenta páginas, a la que ha tenido acceso Efe y contra la que cabe recurso de casación ante el Supremo, condena expresamente a la acusación particular al pago de las costas de la defensa.

El fallo absuelve al sacerdote juzgado de los delitos de los que era acusado por las acusaciones particular y popular, ejercida por la asociación Prodeni, de abusos sexuales a menores con penetración e introducción de miembro corporal.

La sentencia indica que, a lo largo del procedimiento, especialmente en el acto del juicio, se ha puesto de relieve la «inconsistencia del relato del acusador particular, sin apoyo periférico alguno y, al mismo tiempo, que determinadas circunstancias que él daba por ciertas e inequívocas, han sido desmontadas a través del material probatorio que obraba».

Según se recoge en la resolución, la absolución del procesado se basa no solo en la falta de pruebas, sino en la falta de convicción que el testimonio de la presunta víctima causa, con «aspectos absolutamente inverosímiles».

También defiende la necesidad de la imposición de costas por la conducta «desleal» del denunciante durante el procedimiento.

Temas

  • NACIONAL

Lea También