Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Agentes económicos de Tarragona lamentan la 'cerrazón' del PSOE

Le reclaman que 'sacrifique sus convicciones por el bien del país' y que 'agote todas las vías para evitar el ridículo de otras elecciones'

Xavier Fernández

Whatsapp
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ayer, durante la rueda de prensa posterior a la fugaz reunión que mantuvo con Mariano Rajoy. Foto: EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ayer, durante la rueda de prensa posterior a la fugaz reunión que mantuvo con Mariano Rajoy. Foto: EFE

Los agentes sociales y económicos de Tarragona no coinciden en exigir claramente al PSOE que se abstenga en la sesión de investidura que comienza hoy, pero sí que reclaman a todas las fuerzas políticas que piensen más en el conjunto de los ciudadanos. Y mencionan la cuestión catalana como uno de los elementos claves que ha influido en las negociaciones para formar, o no, gobierno.

Los más contundentes son los responsables de las dos patronales empresariales y el presidente de la Cambra de Comerç de Reus, Isaac Sanromà. Para Josep Joaquim Sendra, presidente de Pimec en Tarragona, «el PSOE tiene que hacer lo mismo que el PP: sacrificar parte de sus convicciones por el bien del país, por el bien de que haya un gobierno. Es necesario que todos los políticos realicen sacrificios. El problema es que nadie quiere hacerlos. El PP no muestra qué sacrificios está dispuesto a hacer. Por ejemplo, el de su cabeza de lista. Todos tienen líneas rojas, tan respetables unas como otras, pero hace falta que dialoguen más».

‘Debe negociar’

«Me parece fuera de lugar que Pedro Sánchez se cierre en banda. No es una excusa que cuente con el apoyo de la dirección. Si se cierra en banda, es responsabilidad suya, no del partido», dice el presidente de la CEPTA (Confederació Empresarial de la Província de Tarragona), Josep Antoni Belmonte.

Isaac Sanromà también incide en la «cerrazón» socialista. «Lo que tiene que hacer el PSOE es negociar, que al fin y al cabo es la máxima de la política. Debería agotar todas las vías posibles para evitar un escenario que rozaría el ridículo como sería el de unas terceras elecciones. En la situación de interinidad, con más de 300 días de gobierno en funciones, un ‘no’ incondicional y rotundo no parece muy responsable. Tenemos la impresión que los socialistas se han cerrado en banda. No parece la mejor opción atendiendo las urgencias que tiene el Estado y a las que hay que dar respuesta de manera inmediata», advierte.

El presidente de la Cambra de Comerç de Tortosa, José Maria Chavarria, resalta la importancia de la negociación: «Los empresarios estamos acostumbrados a llegar a acuerdos, con la competencia, los comités de empresa, los sindicatos, los clientes… Los políticos deben hacer lo mismo. No soy nadie para decirle al PSOE qué ha de hacer, pero los empresarios sabemos buscar acuerdos. Mientras tanto hay parálisis».

Sigue Chavarría: «Si vamos a unas terceras elecciones, que es lo que parece, la gente se llevaría un desengaño y para el sistema político no es bueno. Los empresarios estamos decepcionados. Los políticos se están ganando a pulso ese sentimiento de decepción. Igual no pactan porque están las elecciones vascas en el horizonte pero siempre habrá algún motivo u otro para no pactar. Deben pensar en plural, en el país, no en intereses partidistas».

El presidente de la Cambra de Comerç de Tarragona, Andreu Suriol, y el secretario general de la FEAT (Federació Empresarial d’Autotransport), Josep Lluís Aymat, difieren de sus colegas. Suriol:«Dejar la solución en manos del PSOE es muy heavy. Rajoy debería realizar algún movimiento, lanzar alguna oferta al PSOE, darle alguna explicación. Es cierto que, si el PSOE no se abstiene, puede haber elecciones el 25 de diciembre, pero escoger esa fecha fue una jugada maquiavélica y un golpe bajo de Rajoy. El PSOE quizá obtendría prestigio si finalmente se abstuviese, pero eso no es suficiente para ellos».

Aymat considera que «el PSOE tiene un problema muy grave. Si posibilita un gobierno del PP, sobre todo presidido por Rajoy, no es que Podemos le haga el sorpasso en las próximas elecciones, es que el PSOE desaparece. A la gente no le puedes pedir que se suicide».

Según Aymat, «si el PSOE argumenta que sacrifica sus principios por la gobernabilidad, Podemos le machacaría. Otra cosa sería que Rajoy diese un paso al lado. Entonces el PSOE podría articular otro tipo de discurso».

El empresario cree que la cuestión catalana ha marcado las negociaciones: «Lo hipoteca todo. El PSOE, que es inmovilista, ya no quiso pactar con Podemos precisamente por esa cuestión y el PP no puede recurrir a partidos, como el PDC, que en otras épocas garantizaron la gobernabilidad».

Aymat: «El bloqueo por la cuestión catalana hace temblar toda la arquitectura institucional. Con todo el respeto que se merece, o no, el Tribunal Constitucional está para interpretar la Constitución, pero unos políticos que tienen miedo a sentarse a hablar le han dado atribuciones penales para inhabilitar . Ese es un fallo muy grande. No puedes llevar a los tribunales una cuestión política. ¿Qué harás? ¿Meter a dos millones de personas en la cárcel? Hay un dicho en política que es que ‘si una persona comete un delito, es un delincuente. Si son mil las que lo hacen, tenemos un problema. Pero si son dos millones, ya puedes echar a correr’».

El presidente de la Cambra de Valls, Marcel·lí Morera, no se corta: «No sé qué debería hacer el PSOE. Para Catalunya tan malo es el PSOE como el PP. No sé dénde iremos a parar. Si el PSOE finalmente vota que ‘no’ a Rajoy y hay unas terceras elecciones sería gastar más dinero y habría más desánimo. Si se abstiene, el PSOE lo acabará pagando. Cada vez va a peor. Los de Ciudadanos, que primero estuvieron con el PSOE y ahora con el PP, son unos meros comparsas. La política española está podrida».

El secretario general de Comisiones Obreras en Tarragona, Jaume Pros, sostiene que «ni puedo ni debo decir lo que debería hacer un partido, pero veo difícil que el PSOE apoye a un partido como el PP que promulgó la reforma laboral, cuyas consecuencias estamos sufriendo». Y su homólogo de UGT, Joan Llort, sentencia: «No se puede seguir en la misma línea. Hay que cambiar».

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También