Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cápsulas desatadas

Capsule Design, la empresa de Constantí, líder en el Estado en bolas de paintball, acaba de arrancar Corium, su nueva apuesta de monodosis de aceite de oliva para el segmento premium

Rafael Servent

Whatsapp
Aitor Susaño muestra dos unidades de las nuevas monodosis de aceite de oliva que fabrica y comercializa. Foto: Lluís Milián

Aitor Susaño muestra dos unidades de las nuevas monodosis de aceite de oliva que fabrica y comercializa. Foto: Lluís Milián

Aitor Susaño (Campclar, Tarragona, 38 años) llegó a ser un magnífico encofrador. Aprendió el oficio trabajando con su padre en la empresa de promoción y construcción que éste había fundado. Construían edificios y se ganaban la vida con ello. En 2008, el mundo que había conocido cambió de la noche a la mañana: todo lo que sabía ya no valía. La historia es conocida.

«Tenía dos opciones: podía quedarme en la barra del bar, con el quinto de cerveza, despotricando de los inmigrantes que nos ‘robaban’ el trabajo, o podía reconvertirme», cuenta. Eligió la segunda opción. Y decidió emprender.

Lo hizo en un sector completamente distinto, partiendo de cero. O de casi cero. El hermano de Aitor Susaño tenía una empresa de deportes de aventura. Entre su oferta estaba el paintball, el juego en el que los participantes compiten entre ellos disparándose bolas de pintura. Así que Aitor decidió montar una fábrica de bolas de paintball para abastecer a ese sector del ocio.

Pero en su cabeza había mucho más que bolas de paintball. Lo que de verdad ambicionaba Aitor era montar una empresa de cápsulas, capaz de tocar sectores tan diversos como la alimentación, la cosmética o el fitosanitario. Así fue cómo en septiembre de 2014 nació Capsule Design, en una nave del polígono industrial de Constantí.

Pero antes de eso, Aitor se formó. Aprendió inglés. Mejoró su fluidez con el catalán. Adquirió conocimientos en química, en márketing y en diseño. Y lo hizo a su aire. Tiró de Internet y supo encontrar tutoriales, cursos y materiales en línea gratuitos para llevar adelante su proyecto... y su propia reconversión.

Un año después de arrancar, Animal Paintball –la marca de bolas para paintball que fabrica y comercializa desde Constantí– no sólo es líder en el mercado español, sino que es uno de los dos únicos fabricantes (junto a una empresa del Reino Unido) que hay a día de hoy en la Unión Europea.

El negocio de las bolas de paintball (de las que producen unos 120 millones de unidades al año) cerrará este año con una facturación de unos 250.000 euros, de los que un 30% proceden de la exportación. Pero eso ha sido sólo el comienzo. La gran apuesta es Corium.

Monodosis que sorprenden

Apenas hace un par de semanas que Corium está en el mercado, y las perspectivas son buenas. Con la experiencia acumulada en la producción de bolas de paintball, Aitor Susaño decidió arrancar con un proyecto innovador que busca hacerse un hueco en el segmento premium de las monodosis de aceite de oliva. Aitor lo tiene claro: «Nuestro producto es la única monodosis que se puede poner en el plato de un restaurante de categoría».

«Por precio –explica– no podremos competir nunca con el sobre o la tarrina de plástico, pero sí que podemos hacerlo en calidad». Un diseño innovador en forma de aceituna, una cubierta a base de gelatina alimentaria biodegradable (nada de plásticos que no se puedan reciclar), un envasado al vacío que preserva al máximo las cualidades organolépticas del aceite y un contenido con aceite de oliva arbequina virgen extra del Camp de Tarragona. Ése es el punto de partida con el que hoy quieren entrar en el segmento premium de las monodosis de aceite.

En formatos de 5 y 10 mililitros, estas monodosis se comercializan en cajas de 400 y 200 unidades en los canales profesionales (restauradores, cáterings...) y en botes de 10 ó 20 unidades para consumidores finales en tiendas gourmet o en su propia página web (www.corium.es).

Nuevas contrataciones

«Ahora empezamos con un producto exclusivo –prosigue Aitor Susaño–, pero a medida que avancemos y ganemos más clientes, los costes bajarán». La capacidad de producción de Corium es hoy de entre 15 y 20 millones de unidades al año. A mediados del próximo año, sin embargo, confían que habrá crecido hasta los 100 millones de unidades.

Capsule Design tiene previsto invertir en los próximos meses entre 400.000 y 500.000 euros en montar una nueva línea de producción para las monodosis de Corium, que irá acompañada de una ampliación del espacio físico que hoy ocupan en el polígono industrial de Constantí (de los 400 metros cuadrados de nave actuales pasarán a unos 1.000 metros cuadrados), así como de nuevas contrataciones. De los seis trabajadores en plantilla que tienen hoy quieren pasar, a mediados de 2017, a una decena.

A finales de 2017, esperan haber «como mínimo» duplicado su facturación, hasta el medio millón de euros.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También