Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Govern vigilará que los ayuntamientos destinen la tasa turística a promoción

Lamenta la "instrumentalización" de la política para hacer partidismo

Europa Press

Whatsapp
El conseller Baiget durante la conferencia realizada hoy. Foto: ACN

El conseller Baiget durante la conferencia realizada hoy. Foto: ACN

El Govern llevará a cabo "actuaciones de control y vigilancia" para que los ayuntamientos destinen la tasa turística a acciones de promoción del sector.

"Los ayuntamientos no pueden destinar estos recursos a lo que quieran, sino a la promoción turística", ha dicho este hoy el conseller d'Empresa Jordi Baiget en declaraciones a los medios tras la conferencia 'Turismo: del conflicto a la gobernanza'.

Y es que el Pleno del Parlament aprobó hace un mes una enmienda de la ley de acompañamiento de los Presupuestos 2017, presentada por SíQueEsPot, por la que las administraciones locales catalanas recibirán un 50% de la recaudación de la tasa turística en vez del 30% estipulado hasta ahora.

"Tenemos que ser más vigilantes con el hecho de que estos recursos se destinen a lo que dice la ley, que es a poner en valor la actividad turística, y hay determinados sectores que dicen que las administraciones locales no lo hacen", ha afirmado el conseller.

Durante la conferencia, Baiget ha criticado que "todos los grupos de la oposición quieren provocar que la Generalitat disponga de menos recursos para el ejercicio presente y los futuros", transfiriéndolos a los consistorios.

"No estoy en contra de la capacidad de los ayuntamientos para hacer políticas de promoción. Es bueno que estén y deben estar, pero no a costa y al margen de las del gobierno del país", ha asegurado.

Ha lamentado que la enmienda aprobada en el Parlament "puede acabar significando" menos recursos para la promoción turística de Catalunya, además de la fragmentación de las actuaciones y menos equilibrio territorial, menos desestacionalización y menos descentralización del turismo.

"No hay nueva o vieja política, hay buena o mala política, y esta decisión del Parlament se inscribe en la mala política, en la que no se escucha al sector, en la que se instrumentaliza la política para hacer partidismo", ha finalizado.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También