Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El IPC se dispara al 3%, frente a la moderación de salarios y pensiones

Se trata de la tasa más alta en seis años en un enero y se debe al encarecimiento de la luz y los combustibles

Agencias

Whatsapp
El IPC se dispara al 3%, frente a la moderación de salarios y pensiones

El IPC se dispara al 3%, frente a la moderación de salarios y pensiones

La subida de precios ha hecho saltar las alarmas. La inflación se disparó en enero hasta el 3%, lo que supone un incremento de 1,4 puntos respecto a diciembre y su nivel más alto desde octubre de 2012. El dato adelantado del INE publicado este martes constató lo que los bolsillos de los ciudadanos ya habían advertido: la cesta de la compra se ha encarecido de forma notable en el primer mes de 2017. Los dos productos que más han contribuido al alza de los precios han sido la luz y los carburantes. Sin embargo, la escalada del IPC ha sido mayor de la esperada por el Gobierno y contrasta con la moderación en la revalorización de pensiones y salarios. De hecho, trabajadores y pensionistas son las primeras víctimas de este encarecimiento al ver mermada su capacidad de compra. Y lo peor es que la tendencia se mantendrá al menos los próximos meses.

Revalorización mínima

La inflación lleva desde septiembre en cifras positivas después de haber permanecido largos periodos con signo negativo. Un escenario que ahora parece olvidado. La subida del IPC choca con la revalorización de las pensiones un 0,25% en 2017. Ese alza de las prestaciones -el mínimo que marca la ley por cuarto año consecutivo- ha enfrentado al Ejecutivo con la oposición y sindicatos, que presentaron una propuesta para elevar la prestación este año un 1,2% que, sin embargo, está bloqueada en el Congreso. El año pasado los pensionistas ya sufrieron una merma en su capacidad de compra de 1,3 puntos por primera vez desde 2012 después de que los precios acabasen diciembre en el 1,6% y las pensiones subieran ese mínimo del 0,25%.

Sin embargo, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, negó este extremo la semana pasada en su comparecencia en las Cortes al asegurar que la inflación media anual de 2016 fue negativa (-0,3%). Una variable que hasta ahora nunca se ha utilizado para la revalorización de pensiones ni otras prestaciones. En cualquier caso, el argumento no podrá utilizarse este ejercicio porque la previsión es que el IPC se mantenga en tasas positivas todo el año. De hecho, el Banco de España en su último boletín estimó que la media anual se situaría «por encima del 2%». Es decir, los pensionistas perderían 1,75 puntos de poder adquisitivo siguiendo el criterio del Gobierno.

El secretario general del UGT, Pepe Álvarez, tachó este martes de «absolutamente insoportable» para los pensionistas la subida de la inflación de enero. «Nosotros no vamos a condenar a un pensionista de este país a que en los próximos diez años pierda un 20% del poder adquisitivo, que más o menos es lo que se prevé, y que los futuros pensionistas, en el 2050, pierdan en torno al 40% de lo que cobrarían hoy de pensión», aseguró en el foro Ser Cantabria.

Asimismo, una inflación tan elevada también tiene un impacto negativo para los trabajadores, afectados por la moderación salarial. Para evitarlo UGT y CC OO proponen a la patronal una subida salarial en 2017 de entre el 1,8% y el 3% en función de la situación económica de cada compañía. Sin embargo, la CEOE sólo acepta un incremento de las retribuciones de «hasta» el 1,5% más un plus de 0,5% vinculado a la productividad y a la reducción del absentismo laboral. Algo que los sindicatos rechazan porque no garantiza una revalorización mínima. Además, denuncian que la subida de los últimos años siempre ha sido inferior a la acordada en el pacto salarial.

Exportaciones

Otra de las perjudicadas por este alza de los precios serían las empresas al perder competitividad por precios. De hecho, el IPC armonizado (homogéneo en toda la UE) se situó en enero en el 3%, lo que puede afectar a las exportaciones después de que los precios en la zona euro se situase en el 1,8% en enero, según Eurostat.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También