Noticias Vive, Ama, Ríe... Lee 

La tiranía del mundo irreal de los likes y los hashtags

Suicidio digital. Una de las ‘influencers’ nacionales más reconocidas, con casi dos millones de seguidores, decide cerrar su cuenta de Instagram. Ella es Greta Godoy... o en realidad, Berta Bernad

Ana Rivera

Whatsapp
FOTO: Instagram Greta Godoy

FOTO: Instagram Greta Godoy

Greta Godoy, una joven madrileña, es una de las mayores influencers que ha surgido en Instagram. A golpe de likes, de realizar buenas fotografías, cuidar sus outfits, codearse con los mejores del mundillo y estar conectada prácticamente todo el día, su perfil alcanza ya casi los dos millones de seguidores.

Las marcas se la rifan, ha conseguido un contrato en una agencia de management, los regalos se agolpan en las estancias de su casa, económicamente vive de manera muy holgada, su agenda está llena de citas con grandes firmas y eventos exclusivos,... Y ahí, en el cénit de su carrera, Greta Godoy decide cerrar su cuenta de Instagram. 

Viviendo el sueño de cualquier millennial, a Greta le falta algo que jamás se puede comprar: el amor, la felicidad y la libertad. 

Aunque pueda parecer un cuento, Mi nombre es Greta Godoy es una novela inspirada en la influencer española Berta Bernad, autora del libro. A mitad de camino entre la realidad y la ficción, Berta intenta narrar su experiencia tras abandonar su carrera fulgurante en las redes sociales cuando contaba con casi 100.000 seguidores, para reencontrarse a sí misma. 

Berta Bernad, autora del libro. Foto: RAÚL CÓRDOBA/PLANETA

Tras dos años de silencio, Berta decidió publicar su primera novela, que se ha convertido en un éxito de ventas. 

En múltiples intervenciones en prensa, Berta ha explicado que llegó un punto en que una vida tan expuesta no la hacía feliz. El nivel de publicaciones exigidas y el compromiso con la calidad, le obligaba a estar mucho tiempo pendiente de la red social y dejó de vivir más allá de la pantalla. 

Un mundo que llegó a sentir que no era real y que le provocaba inseguridades, dudas, agotamiento mental, frustración y mucha ansiedad. Además le empezaba a generar la dependencia del like. Como una adicción.

Una noche, en un evento con amigas, se descubrió envuelta en una multitud de compromisos laborales. Al llegar a casa sobrepasada y angustiada, se sinceró con su madre de todo el agobio que en los últimos tiempos su trabajo le estaba provocando. Y llegó a la conclusión de que quería cerrar su perfil en Instagram. Necesitaba una desintoxicación digital y desde entonces no utiliza ni Instagram, ni Facebook ni WhatsApp. Nada que gestione Mark Zuckerberg. 

Su intención con el libro, que está escrito de una forma entretenida y resulta de ágil lectura, no es provocar una estampida en estas redes sociales, si no que los usuarios hagan un uso saludable y adecuado. 

En una interesante entrevista con Harpers Bazaard el pasado abril, Berta explicaba, en referencia al libro: “Sí que hay personajes que son de mi vida real, como por ejemplo Pablo, que fue un amor, Coco está muy inspirada en Laura Hayden porque cuando yo llegué a Londres era mi amiga y ya era influencer, me explicaba todo y yo flipaba. Pierre Delacroix está muy inspirado en Scott Schuman (The Sartorialist) y Gustavo López sería Pablo Álvarez, mi agente y mi editor. Además, (¡alerta spoiler!) al final la protagonista se convierte en escritora así que es a tiempo real”.

Una interesante lectura entre likes,hashtags y algo de postureo.

Por cierto, curiosamente podéis seguir las aventuras de la protagonista del libro, en la cuenta de Instagram de la novela:  @greta_godoy

Mi nombre es Greta Godoy 

  • Autor: Berta Bernad
  • Editorial: Planeta
  • Páginas:  381

Temas

Comentarios

Lea También