Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las urgencias de Joan XXIII, desbordadas por culpa de la gripe

La situación fue especialmente complicada el domingo, con una quincena de personas en el pasillo. Por ello, finalmente abrieron media docena de habitaciones que estaban cerradas

Núria Riu

Whatsapp
Entrada reservada para las ambulancias en el hospital Joan XXIII de Tarragona ayer por la tarde. FOTO:  PERE FERRÉ

Entrada reservada para las ambulancias en el hospital Joan XXIII de Tarragona ayer por la tarde. FOTO: PERE FERRÉ

La epidemia de la gripe ya ha comenzado oficialmente. Ya hay más de 111 enfermos por cada 100.000 habitantes. El hecho de haberse avanzado entre cuatro y cinco semanas, con los niños sin colegio y mucha gente de vacaciones, ha hecho que su expansión haya sido más lenta. Pese a ello, los servicios de urgencias se han visto desbordados.

Especialmente caótica fue la situación en el hospital tarraconense Joan XXIII el domingo. Habitualmente la afluencia es a partir de primera hora de la tarde, sin embargo, ya desde primera hora de la mañana se registró más gente de lo habitual. El sindicato CGT denuncia que, pese a que lo habían solicitado, la dirección del centro no había hecho una previsión de cara al fin de semana, por lo que, no había un operativo especial.

«Con el cambio de turno de la tarde-noche, había quince pacientes en los pasillos, mientras que a primera hora de la mañana de hoy –ayer para el lector– aún quedaban nueve», asegura Agustí Aragonès, miembro del sindicato CGT. Según dice hacía más de año y medio que no sucedía algo similar, aunque considera que «era previsible».

Como medida de urgencias se abrió una habitación, con dos nuevas camas, en el quinto piso del edificio viejo. Una planta que hacía dos meses que funcionaba a medias y que, finalmente ayer abrió en su totalidad de cara a afrontar esta campaña. Esto ha sumado seis nuevas habitaciones al centro tarraconense.

Por otro lado, la dirección del centro decidió reforzar con trabajador adicional la totalidad de los turnos de guardia. Una medida que Aragonès celebró. «Es lo que hace falta y que venimos reivindicando desde hace tiempo», aseguró. Aunque lamentaba desconocer si esta medida tendrá continuidad más allá de este episodio puntual.

De hecho, los trabajadores de Joan XXIII iniciaron una recogida de firmas para solicitar a la dirección del centro un incremento de la plantilla, de como mínimo un profesional por turno. Por ello ya cuentan con 3.500 adhesiones.

Desde el centro hospitalario se afirmaba que «andamos apurados pero vamos gestionando bastante bien los recursos de los que disponemos». Confirmaron este incremento de gente desde el año nuevo, aunque «no ha habido gente tirada por los pasillos. Seguimos adelante con bastante dignidad».

Las colas de ambulancias delante de las puertas del Joan XXIII empezaron ayer por la tarde cuando, según aseguraron algunas fuentes, se estarían trasladando algunos pacientes desde Santa Tecla e incluso desde El Vendrell.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Lea También