Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Montsià y Ribera d'Ebre, las comarcas que más bajan

El Montsià es la comarca tarraconense que más extranjeros ha perdido (-13,4%), por delante de la Ribera d'Ebre (-12,3) y del Priorat (-10,4%)
Whatsapp

 

El Montsià es la comarca tarraconense que más extranjeros ha perdido (-13,4%), por delante de la Ribera d’Ebre (-12,3) y del Priorat (-10,4%). El Baix Penedès y la Terra Alta son las que más resisten, ya que sólo caen un 5,4%. El Tarragonès, como comarca más poblada en términos absolutos y de foráneos, también logra amortiguar el golpe en la medida de lo posible, con un retroceso de un 6,2%. En Catalunya, las mayores disminuciones se registraron en el Alta Ribagorça (-29%), la Vall d’Aran (-15,4%) y la Cerdanya (-14,5%). Las comarcas con más presencia de ciudadanos de fuera a nivel global son el Alt Empordà (26,6%), la Segarra (24,7%), el Baix Empordà (19,8%) y la Selva y el Gironès (19,7%). Así, las comarcas gerundenses y algunas de Lleida vinculadas a la actividad agraria se configuran como centro de atracción para la inmigración. Pese a eso, los residentes extranjeros se redujeron durante el año pasado en todas las comarcas catalanas, sin excepción. 
En Tarragona el Montsià es la comarca con un peso más importante de la población extranjera en relación al censo total de 2014, con un 18,7%, seguida del Baix Ebre (18,4%) y el Tarragonès (17,6%). En el otro extremo, el Priorat es la región tarraconense con menos huella foránea en sus censos: 11,5%. En la geografía tarraconense, las comarcas costeras tienden a tener más ciudadanos extranjeros que las de interior. 

El Montsià es la comarca tarraconense que más extranjeros ha perdido (-13,4%), por delante de la Ribera d’Ebre (-12,3) y del Priorat (-10,4%). El Baix Penedès y la Terra Alta son las que más resisten, ya que sólo caen un 5,4%. El Tarragonès, como comarca más poblada en términos absolutos y de foráneos, también logra amortiguar el golpe en la medida de lo posible, con un retroceso de un 6,2%. En Catalunya, las mayores disminuciones se registraron en el Alta Ribagorça (-29%), la Vall d’Aran (-15,4%) y la Cerdanya (-14,5%). Las comarcas con más presencia de ciudadanos de fuera a nivel global son el Alt Empordà (26,6%), la Segarra (24,7%), el Baix Empordà (19,8%) y la Selva y el Gironès (19,7%). Así, las comarcas gerundenses y algunas de Lleida vinculadas a la actividad agraria se configuran como centro de atracción para la inmigración. Pese a eso, los residentes extranjeros se redujeron durante el año pasado en todas las comarcas catalanas, sin excepción.

En Tarragona el Montsià es la comarca con un peso más importante de la población extranjera en relación al censo total de 2014, con un 18,7%, seguida del Baix Ebre (18,4%) y el Tarragonès (17,6%). En el otro extremo, el Priorat es la región tarraconense con menos huella foránea en sus censos: 11,5%. En la geografía tarraconense, las comarcas costeras tienden a tener más ciudadanos extranjeros que las de interior.

 

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También