Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Saint-Gobain fabricará parabrisas inteligentes en la planta de L'Arboç

Cuenta con al menos cinco proyectos en desarrollo para producir cristales sensibles a la lluvia o calefactables

Rafael Servent

Whatsapp
En L´Arboç, Saint-Gobain fabrica vidrio plano para construcción y vidrio para automoción. FOTO: DT

En L´Arboç, Saint-Gobain fabrica vidrio plano para construcción y vidrio para automoción. FOTO: DT

La planta de Saint-Gobain Sekurit en L’Arboç (Baix Penedès), dedicada a la fabricación de vidrio para la automoción, se encuentra en pleno desarrollo de al menos cinco proyectos de parabrisas inteligentes destinados a la próxima generación de vehículos conectados. Está previsto que empiecen a salir al mercado en un plazo de entre uno y tres años, y entre sus características están la sensorización de su superficie para detectar la lluvia, la integración de la antena de radio o la posibilidad de que sean parabrisas calefactables.

Así lo adelantó ayer en L’Arboç el delegado general de Saint-Gobain para España, Italia, Portugal, Grecia, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia, Gianni Scotti, quien acompañó a Pierre André de Chalendar, presidente-director general de Saint-Gobain a escala global, en una visita a los dos centros de producción que tienen en el Baix Penedès, donde además de la planta Sekurit de vidrio para automoción cuentan con la fábrica de Glass Industry, dedicada a la producción de vidrio plano para construcción.

Con no poco secretismo en un sector (el de la automoción) especialmente hermético, De Chalendar avanzó ayer que la multinacional francesa está preparando «cosas muy interesantes» en relación a los sistemas de navegación de los vehículos, aprovechando que los parabrisas tienen cada vez más superficie en la estructura de los coches.

En el caso de los proyectos en marcha en L’Arboç, el desarrollo de estos nuevos parabrisas inteligentes se está llevando a cabo mano a mano con fabricantes de automóviles con plantas de producción en el Estado español. En todos los casos, se trata de parabrisas que irán destinados a nuevos modelos que pondrán en producción estas plantas.

Aunque la nueva generación de parabrisas inteligentes va a suponer un salto tecnológico relevante, por el momento queda descartada la entrada en el segmento de los coches autónomos (capaces de conducir por sí mismos).

Para acometer este salto tecnológico, Pierre André de Chalendar explicó ayer que Saint-Gobain ha puesto en marcha un proceso de digitalización de sus fábricas, en las que están introduciendo Inteligencia Artificial y Big Data, además de cambios profundos en el diseño, con modelos como el BIM (Building Information Modeling).

Calculan que tendrán terminado el proceso de digitalización de sus fábricas en un plazo máximo de diez años, aunque De Chalendar destacó que «la fábrica de L’Arboç se moverá a la velocidad de los clientes, que son los fabricantes de vehículos».

Contrariamente al sector de la construcción, que en España sigue sin remontar, la automoción se encuentra hoy en un buen momento, al pasar de los 2,7 millones de vehículos que se fabricaron en España en 2014 a los 3,1 millones con los que se prevé cerrar este año.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También