Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Turquía amenaza con enviar cada mes a Europa 15.000 refugiados

El Gobierno del islamista Erdogan persiste en la disputa dialéctica con la UE y acusa a Bruselas de no entregar los 3.000 millones de euros y de mantener la obligatoriedad del visado a los turcos

EFE

Whatsapp
Activistas de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, ayer ante la sede de la CE en Madrid. BALLESTEROS/EFE

Activistas de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, ayer ante la sede de la CE en Madrid. BALLESTEROS/EFE

El Gobierno turco ha vuelto a usar a los refugiados que huyen de la guerra y la miseria como arma política en su disputa dialéctica con la Unión Europea (UE), hasta el punto de amenazar no ya con romper el pacto cerrado hace un año, sino también con enviar a 15.000 personas cada día hacia territorio comunitario. «Tenemos un acuerdo de readmisión. Si queréis, cada mes abrimos el camino a 15.000 refugiados y perdéis la cabeza», dijo ayer el ministro de Interior turco, Süleyman Soylu.

Ankara amenaza regularmente a la UE con suspender el acuerdo cerrado en marzo de 2016 por el que se avino a recibir de vuelta a refugiados llegados a Grecia desde su territorio, a cambio de ayudas económicas y la exención de visados para sus ciudadanos.

El ministro turco del Interior es el tercer miembro del Gobierno, tras el de Exteriores y el de Asuntos Europeos, que se han referido esta semana al tema de los refugiados, aunque la amenaza es recurrente desde hace meses.

Turquía acusa a la UE de no entregar los 3.000 millones de euros prometidos, y de mantener la obligatoriedad del visado a los turcos que quieren viajar a Europa.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores reconoció que Turquía «amenaza ocasionalmente» a la UE con suspender el tratado, pero afirmó que «continúa siendo aplicado por ambas partes». Ahora además la amenaza se enmarca en el conflicto con Alemania y Holanda por el veto a que ministros turcos hagan campaña para pedir a sus nacionales en esos países su apoyo a la reforma constitucional para dar el poder ejecutivo al presidente del país, el islamista Recep Tayyip Erdogan. Esa reforma será decidida el 16 de abril en referéndum.

Holanda llegó el sábado a prohibir a un ministro que aterrizara en el país y expulsó a otro miembro del Gobierno turco que trató de dar un mitin, pese a la prohibición expresa de las autoridades holandesas. Además, una manifestación de turcos fue reprimida por la Policía, que usó perros y agentes montados.

La reacción turca ha sido acusar a Alemania y Holanda de prácticas nazis y fascistas y a ese último país de asesinar a 8.000 bosnios musulmanes en 1995 en la ciudad de Srebenica, una matanza que fue cometida en realidad por tropas serbobosnias, mientras cascos azules holandeses custodiaban la localidad.

Temas

  • PANORAMA

Comentarios

Lea También