Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

27-S: ni plebiscitarias ni elecciones

El adelanto electoral es un tiro en el pie de CiU según avisan las encuestas. Artur Mas no tiene prisa en anticipar su haraquiri
Whatsapp

Lo que hace días circulaba por los mentideros políticos salió ayer por primera vez de la boca del president de la Generaliat, Artur Mas. La celebración de las eleccions autonómicas del 27 de septiembre, con vocación de plebiscitarias, no está garantizada. Artur Mas ha avisado a ERC de que el acuerdo por el adelanto electoral del pasado enero implica mantener la estabilidad parlamentaria del Govern de CiU, un requisito que, en opinión de Mas, no se está produciendo. El president ha querido suavizar su advertencia al asegurar a renglón seguido que no imagina ninguna circunstancia que altere el consenso que ha habido a raíz del acuerdo electoral que selló hace tres meses con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, en el Palau de la Generalitat, por el que anunció comicios para el 27 de septiembre. Pero Artur Mas ha denunciado que este acuerdo de estabilidad no se cumple «al cien por cien» porque CiU ha quedado en minoría en algunas votaciones del Parlament: «Con esto tengo una queja, porque se pierden algunas votaciones que no se deberían perder», ha indicado. Oriol Junqueras ha negado tal circunstancia y ha afirmado que ERC es el «socio más leal» que nunca ha tenido CiU. Falta todavía mucho para el 27-S y habrá muchas ocasiones para nuevos desencuentros entre los partidos soberanistas. Las encuestas no aconsejan a Mas que adelante las elecciones y ERC, con toda seguridad, le servirá en bandeja argumentos para agotar la legislatura.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También