Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion Editorial

Diez años más para Vandellòs II

Diari de Tarragona

Whatsapp
Foto: DT

Foto: DT

El Ayuntamiento de l’Hospitalet de l’Infant i Vandellòs y los sindicatos valoran positivamente el alargamiento de la vida útil de Vandellòs II mientras que los ecologistas se muestran en alerta ante la cantidad de incidentes relacionados con las centrales nucleares tarraconenses. Lo cierto es que el debate sobre los pros y contras de esta fuente energética hace años que existe. Sus partidarios recuerdan su contribución al mix energético y que hoy por hoy es indispensable para atender la demanda que hay. No en vano, en 2019 las centrales produjeron el 21% de la electricidad de España, un punto por encima del año anterior. Eso, asi como ofrecen electricidad de forma constante y con precios competitivos, garantizan el abastecimiento, frenan las emisiones contaminantes, reducen la dependencia del exterior y el impacto económico en los territorios donde se encuentran. Sus detractores los peligros que entrañan este tipo de instalaciones.

Lo cierto es que las centrales cumplen años. Y tarde o temprano España deberá tomar decisiones. Anteayer el Consejo de Seguridad Nuclear prolongó el periodo de actividad de Vandellós II. Seguirá produciendo electricidad hasta 2030, como mínimo. La prolongación de su vida útil sigue a la firmada semanas atrás para Almaraz I y II (hasta 2027 y 2028). En teoría, el parque nuclear nacional se diseñó para una vida útil de 40 años. Vandellós II, conectada a la red en 1988, superará el umbral en ocho años, aunque ya tiene licencia para operar hasta 2030. Almaraz se irá a los 44 años. Otras seguirán su camino. Muchas rondarán los 50 años. Y seguramente ya debería ser la última.

Eso implica dos cosas. Una que mientras sigan operativas no se debe escatimar un euro en seguridad y que hay que invertir más que nunca para garantizar que no se produzca ningún accidente que debamos lamentar. Y, que más pronto que tarde, hay que planificar que probablemente ésta sea la utlima prórrroga.

Temas

Comentarios

Lea También