Más de Opinion

El Gremi de Pagesos, digno merecedor de la Creu de Sant Jordi

No es habitual que el gobierno autonómico dirija su punto de mira o ponga su atención en las comarcas de nuestra provincia

LUIS ÁLVAREZ DE VILALLONGA

Whatsapp
LUIS ÁLVAREZ DE VILALLONGA

LUIS ÁLVAREZ DE VILALLONGA

El pasado día 21 el Gremi de Pagesos de Sant Llorenç i Sant Isidre recibió la placa de la Creu de Sant Jordi; la más alta condecoración que otorga la Generalitat de Catalunya.

No es habitual que el gobierno autonómico dirija su punto de mira o ponga su atención en las comarcas de nuestra provincia y menos en el Tarragonès, y particularmente en nuestra ciudad, a la hora de seleccionar candidatos a esta preciada condecoración. Esta circunstancia supone un valor añadido a quien recibe este galardón, bien sea una persona individual o una entidad tarraconense, como es el caso que nos ocupa.

Un rico abanico de actividades define su identidad, habiendo sabido adaptarse a los nuevos tiempos sin perder su esencia

La historia del Gremi de Pagesos está arraigada a Tarragona como la ciudad está ligada al Gremi. Hace tres o cuatro siglos no se concebiría una Tarragona sin que la economía, los actos festivos o la tradición gravitase en torno al Gremi de Pagesos, esta realidad, con los años, fue atenuándose y evolucionando al perder la pagesia su preponderancia. Sin embargo, el Gremi ha sabido sobrevivir a todas las circunstancias y vicisitudes adversas, como las destrucciones de la ciudad, la Guerra del francés o la contienda civil del 36, siendo hoy una de las entidades antiguas, sino la más añeja de la ciudad, ya que data del siglo XIV, concretamente las primeras referencias se recogen del año 1321 con la cofradía de los Hortelanos que más tarde se constituiría en gremio.

Hoy el Gremi sigue vivo y dinámico con una importante proyección en la ciudad, su implicación en la sociedad tarraconense es evidente. Un rico abanico de actividades define su identidad, habiendo sabido adaptarse a los nuevos tiempos sin perder su idiosincrasia, esencia agrícola y sentido religioso a sus santos patronos. Actos culturales, religiosos y sociales cumplen con una labor didáctica y de cohesión social, no solo en la ciudad, también en el entorno del territorio.

Un breve resumen de las actividades más representativas es: la fiesta de los Tres Tombs, una destacada participación en la Semana Santa, la celebración de diversas festividades como Santa Magdalena, Sant Isidre i San Llorenç, o la convocatoria anual de los prestigiosos galardones Rec Major y Medalla de Sant Lloreç, son un ejemplo de los diversos actos que desarrolla durante el año. Por otra parte, es conocido el patrimonio cultural que posee con un espacio museizado en su sede, con obras del insigne arquitecto Josep Maria Jujol, así como la Iglesia gótica de Sant Llorenç, propiedad del Gremi, con un valioso retablo del siglo XV y obras originales del mencionado arquitecto Jujol.

Era de obligado el reconocimiento a una entidad con más de700 años de existencia

Ante estas credenciales era de obligado el reconocimiento a una entidad con más de 700 años de existencia, con una amplísima trayectoria hasta nuestros días, y que a pesar de la evolución de la genuina antigua pagesia, el gremio haya continúa comprometido con el sector agrario, las cooperativas vitivinícolas y las antiguas tradiciones del costumbrismo catalán. Por todo ello, no nos cabe la menor duda de que sus merecimientos responden plenamente a la categoría del galardón otorgado.

Temas

Comentarios

Lea También