Más de Opinión

Es vuestra casa

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Ayer tuve ocasión de saludar a dos simpáticas religiosas de una institución, Verbo Encarnado, argentina una, filipina la otra, que cuidan de Llar Natalis, un espacio ofrecido por el Arquebisbat para madres gestantes que se rebelan contra la presión social para que aborten al hijo concebido.

En Llar Natalis, antes y después del parto, ofrecen alojamiento y manutención, acompañamiento y gestiones para la inserción laboral.

Es un ejemplo de cómo pasar de las palabras a la acción. Algo parecido a lo que pretendieron famosos músicos en su concierto de Barcelona: que de una vez se dé acogida a los refugiados, sobre todo a los de la martirizada Siria. Conocemos las excusas: Catalunya culpa a Madrid y Madrid a Bruselas. Pero como dijo Jordi Évole, no es un problema de competencias sino de incompetencias.

La sociedad civil y la Iglesia se rebelan felizmente contra tanta indiferencia.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También