Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La última opción del PP

Algunas voces populares aseguran que el impasse del PP provocado por Rajoy sólo se resolvería cambiando de candidato

Whatsapp

Hoy concluye la ronda de entrevistas del Rey con los líderes de los partidos con representación parlamentaria. El artículo 99 de la Constitución que rige este trámite regio de consulta y designación del candidato está totalmente abierto, y apenas se desprende de él que el Rey debe pulsar las voluntades de los actores parlamentarios y, sin tomar partido, estimular las negociaciones que fructifiquen en acuerdos. En el caso concreto que nos ocupa, parce claro que hoy Pedro Sánchez podrá exhibir ante el Rey la hipótesis de un gobierno de izquierdas basado en la convergencia PSOE-Podemos-PNV y en la cooperación pasiva de alguna otra formación que se abstenga (Ciudadanos, ERC, Democracia y Libertad). Los pactos no están cuajados, ni siquiera planteados de una manera explícita, pero las formaciones concernidas no niegan de momento la posibilidad de que se logre un acuerdo ‘a la portuguesa’. Rajoy, por su parte, apenas podrá exhibir el hecho, meramente simbólico, de que él ha ganado las elecciones, aunque con un parco resultado que lo deja a más de cincuenta escaños de la mayoría absoluta. Por lo demás, su soledad es absoluta. Algunas voces populares aseguran que el impasse del PP sólo se resolvería cambiando de candidato. Tal opción permitiría además ofrecer un nuevo líder totalmente ajeno a las esferas de corrupción. Pero parece ya muy tarde para que tal movimiento tuerza el rumbo que parece haber tomado la incipiente legislatura.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También