Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

La utilización política del terrorismo

Conviene evitar que los heridos en la explosión de Alcanar no sean reconocidos como víctimas de terrorismo

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
La tremenda explosión de la casa de Alcanar causó numerosos daños colaterales.

La tremenda explosión de la casa de Alcanar causó numerosos daños colaterales.

No puede haber nada más mezquino que la utilización torticera del terrorismo con finalidades políticas partidistas. Ocurrió en los atentados del 11-M de Madrid, con secuelas de manipulación que todavía se arrastran, y está ocurriendo con los atentados del 17-A de Barcelona y Cambrils. En este último caso la escena perversa se ha complicado todavía más al coincidir las terribles matanzas con el procés independentista. Es responsabilidad de los gobiernos central y autonómico que no se caiga en el inmenso error de instrumentalizar el dolor y el sufrimiento de las víctimas. La disputa política en torno a los atentados de las Ramblas y Cambrils resurgió ayer a raíz de la publicación en Público que el imán de Ripoll, cerebro de la operación terrorista, estuvo trabajando como confidente para el CNI hasta el mismo día de los atentados. Resulta sumamente arriesgado, por no decir que perverso, deducir de esta circunstancia que el CNI conocía de antemano lo que ocurriría el 17 de agosto de hace dos años. A nadie con dos dedos de frente se le podría ocurrir que de forma premeditada el CNI se pusiera de perfil de haber dispuesto de tal información. Sin embargo, la tormenta política no tardó en descargar. En la pasada legislatura en las Cortes, ERC junto al entonces PDECat, pidieron la apertura de una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados sobre los atentados del 17-A, una petición que los republicanos y JxCat repiten ahora. Ambas formaciones, además, también han presentado sendos escritos para solicitar las comparecencias en un pleno extraordinario el Congreso del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, y la directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban. Más convendría centrar los esfuerzos en evitar que triunfe la tesis de Fiscalía de no considerar víctimas de terrorismo los heridos por la explosión de Alcanar. Si realmente se considera que las víctimas son lo importante.

Temas

  • editorial

Comentarios

Lea También