Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

La verdad un poco más lejos

De dinero y de maldad, la mitad de la mitad. Siempre se exagera
Whatsapp

El vilipendiado y acogotado exvicepresidente del Gobierno del PP, Rodrigo Rato, niega el patrimonio que le atribuye la Agencia Tributaria. De dinero y de maldad, la mitad de la mitad. Siempre se exagera y es justo que no se le acuse de robar más de la cuenta a quien afanaba por su cuenta y por nuestro riesgo. Este señor aún no ha sido condenado, pero los beneficios de la duda no rigen para él. En sus efímeras apariciones públicas, el noble pueblo, que pierde buena parte de su nobleza cuando se convierte en turba, le insulta estrepitosamente. Todos hacen afirmaciones temerarias sobre la conducta sexual de su madre y algunos desean tomarse la justicia por su mano, ya que la Justicia con mayúscula está dejada de la mano de Dios. Hay que dejar al exmagnate que se defienda, al menos darle la oportunidad de que su linchamiento no provenga de las irritadas plebes, especialmente temibles cuando se desmandan. El buen hombre de Bankia, que estuvo a punto de convertirse en presidente del Gobierno español, merece al menos que se le oiga. «Yo no tengo 27 millones», ha dicho, «la verdad está muy lejos de eso». La verdad está siempre distante. En este duradero momento, don Rodrigo Rato está en la hora, dicho simbólicamente, pero tiene derecho a ser oído cuando hilvane sus mentiras rentables. Admite, ya que a la fuerza ahorcan, una sociedad en Londres y un hotel en Berlín, que así son los cosmopolitas, pero la Fiscalía investiga 78 cuentas suyas en 13 bancos. El fraude fiscal de las empresas de la familia Rato supera los cinco millones de euros y a ver quién tiene un raticida para detener la plaga. Hay también 27 sociedades del entorno del exvicepresidente que eludieron tributar por IVA y sociedades mediante facturas inventadas. ¿Quién se fía de este señor, que no es de fiar? La Fiscalía investiga ahora 78 cuentas. Una larga tarea, con el calor que empieza a hacer. Como si los enredos políticos dependieran del calendario.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También