Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Les cartes al director del dia

Whatsapp

Poca humanidad de las eléctricas

Señores ejecutivos de las eléctricas, me dirija a Uds. con la finalidad de aportar mi granito de arena en lo que atañe a las tarifas eléctricas. No creen Uds. que lucrarse a costas de los más desvalidos es un poco mezquino. O mejor dicho, Uds. no tienen conciencia de la realidad que estamos atravesando en nuestro país; donde un sector de la población pasa penurias energéticas; entre otras. Y a pesar de ello Uds. hacen los ojos ciegos y oídos sordos, tanto a los medios de comunicación y/o a las instituciones públicas.

Pues permítanme decirles, que como persona no quiero mal a nadie: Pero por unos momentos tendrían que traspasar/convivir al otro lado de la barrera, y se darían cuenta que los espectáculos cambian de color y forma; veríamos entonces cómo se las apañarían, y estoy seguro de ello que tocarían las teclas que correspondieren para regularizarlo.

Las clases medias-bajas tenemos claro que si no podemos comprar un producto de alta gama, compramos el de gama inferior. Pero estamos ante las necesidades «productos» básicas para que una persona pueda vivir con dignidad. Esto ya lo saben Uds., por favor, recapaciten y actúen, es vergonzoso e improcedente aplicar la fórmula básicas de márquetin en el caso que nos ocupa; por ello todos nos tenemos que poner las pilas «concienciarnos».

Para finalizar decir; que creo que tendría que estar sancionado enriquecerse a costas de caso como estos.

Javier Martínez Cabrera

(L’Hospitalet de l’Infant)

Cambrils desconocida

Cuando pregunto a mis vecinos cuánta gente vive en Cambrils y cómo nos ganamos la vida, siempre me sorprendo. Veamos qué dice la Ciencia: en 1981 éramos 11 mil personas, en 2001 casi el doble, y, atención, en el 2016 el ¡triple!, más de 33.000 personas. ¡Resulta que vivimos en la tercera ciudad del Camp por delante de Salou, Vila-seca y Valls, y empatada con Tortosa para el tercer puesto provincial!

Está claro que no ha sido por nacimientos. En 2011 el 77 % de los cambrilenses no había nacido en Cambrils. Otro dato muestra que no todas las familias de Cambrils viven de su turismo. Si ya en 2001 el 37% de los cambrilenses que tenían empleo lo ejercían en otro municipio, hoy (diciembre de 2016) las empresas de Tortosa, con una población similar, registran más del doble de afiliados a la Seguridad Social que Cambrils, lo que significa que probablemente la mayoría trabajamos fuera.

Ya tenemos respuesta para la encuesta. Cambrils tiene 33 mil habitantes, la mayoría no han nacidos aquí, han llegado en los últimos años y trabajan fuera de la ciudad no dependiendo directamente del turismo. Esto que suena duro, no es en absoluto negativo. La calidad de los paisajes, del clima, de la gente y su cultura y tradiciones ha atraído a muchos de los que hemos elegido Cambrils como nuestro hogar.

Pero nuestras preocupaciones, como las de tanta gente, van más allá del turismo, que por supuesto nos concierne ya que es el alma de la ciudad y junto con nuestros espacios agrícolas y la pesca hacen de Cambrils la bellísima ciudad que nos enamoró.

Por ejemplo, nos preocupa mucho la movilidad. Ciudadanos y administraciones locales tenemos que pelear duro para llenar de contenido la nueva estación de trenes como nudo de comunicaciones del Camp, título que al parecer se puede llevar ¡L’Hospitalet de l’Infant! Los que vivimos enamorados de nuestra ciudad pero trabajamos fuera, probablemente somos la mayoría, lo agradeceríamos tanto como un empleado de hostelería agradece las acciones del «Patronat de Turisme». Turismo que también saldría muy beneficiado potenciando nuestra nueva estación.

Lorenzo Álvarez Castillo

(Cambrils)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Lea También