Más de Opinión

Para el Pilar, viene lo mejor

No habrá toros ni vaquillas y los toros, las vaquillas, los caballos del picador y yo nos alegramos especialmente. Ojalá fuera así siempre 

Àngel Pérez Jiménez

Whatsapp
Para el Pilar, viene lo mejor

Para el Pilar, viene lo mejor

¡Hola vecinos! Àngels Barceló ha estado por aquí -por la ciudad de los pumas, digo- con su espacio radiofónico ‘Hoy por Hoy’ de las mañanas de la SER. Ha sido uno de los prolegómenos de la ‘Semana Cultural del Pilar’ que sustituye a las Fiestas del Pilar, a ese nuevo fenómeno social propio de la España cañí conocido como: ‘Nofiestas’. Así, de corrido. Este es el segundo año de ‘Nofiestas’ del Pilar por pandemia vírica, si bien se vive un ambiente más laxo que el de 2020. Con el éxito de la ‘Operación Vacuna’ y cierta relajación normativa, hay programados espectáculos, exposiciones, conciertos, mercadillos, feria general, atracciones y un remedo de la tradicional Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar -hoy martes 12 de octubre- un poco surrealista: oculta a los ojos del posible público presencial. Para que no se den montoneras de gente. No habrá toros ni vaquillas y los toros, las vaquillas, los caballos del picador y yo, nos alegramos especialmente. Ojalá fuera así siempre. Tauromaquia, caca. Tauromaquia, vergüenza.

Àngels Barceló ha contado algunas cosas en la ciudad de los pumas. Por ejemplo que, cada vez que su señor padre estrenaba coche -no era cosa de todos los años, claro-, el auto se inauguraba con la familia dentro y camino de Zaragoza. Llegaban a Putomañolandia, daban una vuelta para comprobar que El Pilar seguía en su sitio, que soplaba el habitual viento del carajo y que, de repente y sin saber por qué, la ciudad recobraba su característico olor a coliflor hervida, y se volvían para Barcelona ya sin inquietudes. Todo estaba bien, el vehículo había pasado la prueba de salir de Cataluña y adentrarse en territorio inhóspito sin sufrir contratiempo alguno, y los Barceló regresaban a casa ufanos con la adquisición del automóvil y con la aventura zaragozana. Siempre se ha dicho que Zaragoza es una ciudad de pruebas, de sondeos, de estadísticas extrapolables a supra territorios más extensos. Si el coche nuevo de los Barceló llegaba a Zaragoza, significaba que era una máquina fiable y podía llegar a cualquier parte.

Otro comentario explícito de Àngels Barceló que aquí ha gustado especialmente ha sido este: «Siendo catalana, siempre he tenido la sensación de los aragoneses eran un poco mis hermanos. Como si nunca haya habido una frontera». Es que no la ha habido. Hemos hecho Historia -juntos- bajo la misma bandera cuatribarrada del rey de Aragón y de la Corona de Aragón. Hemos sido -juntos- los mandamases del Mediterráneo, una potencia que, de darse hoy, formaría parte del Grupo de los Siete (G 7) que representa a los siete principales poderes económicos más avanzados del mundo. Compartimos de alguna forma hasta el nombre histórico original de nuestras administraciones autonómicas, que proviene de un impuesto llamado «El General» y de sus primeros administradores: la Diputación del General -actual Diputación General de Aragón- y la Generalitat. Pues claro que somos un poco como hermanos. ¡Coñe, si hasta Agustina Raimunda María Zaragoza Doménech, ‘Agustina de Aragón’, la heroína más famosa de la Guerra de la Independencia por liarse a cañonazos contra las tropas francesas en la puerta del Portillo, era de Reus!

‘Hoy por Hoy’ se emitió el pasado viernes desde el museo ‘Pablo Serrano’ de Zaragoza. A la pregunta de Antón Castro, jefe de la sección de Cultura de ‘Heraldo de Aragón’, para la contraportada de ese día: ‘Estamos en el museo Pablo Serrano. ¿Le gustaba su obra?’ la entrevistada no se anduvo por las ramas. Respuesta: ‘La desconocía absolutamente’. Pues oye, muy bien contestado. Tendrá su pequeña leyenda negra, que todos albergamos una o dos o las que sean, pero Àngels Barceló no se anda con moñeces. Lo que no sabe, no sabe. Lo que sí sabe, lo niquela.

Y sabe cómo está el mundo, Facundo. Sabe que Mario Vargas Llosa es capaz de compaginar el Premio Nobel de Literatura con la capacidad analítica electoral de un besugo al horno. ‘La libertad de votar, es votar lo que a mí me parezca bien’. Cojonudo. Sabe que gozamos de la peor oposición ultramontana de Europa: PP y VOX, unos iluminati que van de la mano por rutas imperiales camino hacia Dios. Sabe Àngels que: P’al Pilar, sale lo mejor’. Pero que, a menudo, también viene.

Temas

  • Cartas de un puma

Comentarios

Lea También