Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quo vadis Tarragona?

¿Qué sucede en este territorio donde todo se contrapone? La culpa no es solo de Barcelona

Jaume Casañas

Whatsapp

El pasado jueves tuvo lugar en el municipio de La Canonja, una jornada para hacer balance de los últimos 6 años en términos de organización, gestión y administración del territorio, y en concreto de la región del Camp de Tarragona, organizada por la URV.

El balance de estos 6 años es pobre, muy pobre. A lo largo de la jornada se habló del futuro de esta ciudad y de la región que la envuelve. Ciudad, Provincia, Comarcas, Veguerias, Infraestructuras, Área Metropolitana de Tarragona, conceptos que confunden al público, pero instrumentos para mejorar la gestión del territorio, esto es un laberinto. La ponencia del geógrafo Dr. Oliveras, fue clarificante y clarificadora al respecto, y puso un poco de luz sobre el mapa de este territorio, la geografía la gran ignorada y muchas veces ninguneada.

Pese al ambiente que se respiraba en la sala, la culpa no es, sólo, de Barcelona ni de su centralismo. ¿Qué sucede en este territorio donde todo se contrapone? ¿Qué pasa con los juegos de equilibrios de poder?

Los Juegos del Mediterráneo podían ser la oportunidad de crear y mostrar una imagen de conjunto del territorio, que permita posicionarse en una escala Europea y Mediterránea, pero como siempre y viendo por dónde van los tiros, no se va a aprovechar.

¿Estamos esperando alguna aparición divina, o nos pondremos a trabajar en red? Tenemos ingredientes suficientes para hacer una buena receta, pero ¿tendremos la capacidad para coordinarnos?

Está claro que la pieza clave, el cocinero, está en la Diputación. De las instituciones supramunicipales es la más saneada y con más capacidad económica para tirar del carro. Delegación del Govern, Tarragona, Reus, Vila-seca, Salou, Cambrils y Valls también deberían estar en la mesa. No menospreciar las posibilidades y las potenciales de la ciudad de Valls en el futuro de la región, Valls ahora mismo es un oasis en el desierto.

Podríamos coger como ejemplo el proceso que está ocurriendo en Italia, yo conozco Bologna, una región muy dinámica, y que está creando un concepto, la ciudad metropolitana, que gestiona un territorio más allá de la ciudad, y que concibe la ciudad y su territorio colindante como un todo, como un elemento único y diverso, donde la suma de potencialidades da un buen resultado.

Es una cuestión de voluntades, de «arremangarse» y ponerse a crear modelos y también tejer una red de complicidades, sólo complicidades territoriales. Sólo así, y dentro de unos cuantos años se podrán ver los resultados, no hay fórmulas fáciles, la política fácil es mentira, hay que trabajar duro.

Al mismo tiempo, una vez elaborado un relato que surge del y para el territorio, se necesitará la complicidad de la Generalitat de Catalunya, la misma complicidad, con otra intensidad, que aplica al dinamismo del Área Metropolitana de Barcelona.

Hay que hacer mucha pedagogía, pedagogía en el sentido de hacer ver que o se rompe el modelo centralista de y para Barcelona, o el país nuevo que se pretende construir será una copia, mala copia, del que ya existe.

Aún estamos a tiempo, el modelo italiano no es malo.

@jaumecasanas

Temas

  • TRIBUNA

Comentarios

Lea También