Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rajoy cesa a Puigdemont

Antoni Coll

Whatsapp

No entraron los tanques por la Diagonal, sino los camiones de la limpieza para retirar la cera de las velas de la última manifestación. Aún había tiempo para agarrarse a que no hubo una declaración formal de independencia por el Parlament. Sin embargo, la paciencia de Rajoy, persona poco impulsiva, se agotó ante un procés construido desde la paz, la ilegalidad y la astucia. 

La destitución del Govern a través del Senado (un órgano del que tantas veces se dijo que no sirve para nada), marca un día triste que sucede y precede a otros días tristes. Es la consecuencia fatal de la falta de diálogo verdadero entre un presidente hasta ahora inactivo y otro en manos de radicales. 

Ya estamos en la ley de la fuerza, el peor escenario para un pueblo preocupado y dividido.

Temas

Comentarios

Lea También