Más de Opinión

Torre de Babel

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Por primera vez en la larga historia de la Liga española un equipo alineó a once jugadores de once países diferentes. Fue el Granada en su partido contra el Betis, al que derrotó.

El equipo granadino que jugó el viernes lo formaron: Ochoa (mexicano), Ramos (colombiano), Foulquier (francés), Carcela (marroquí), Hernández (español), Perera (brasileño), Jugason (islandés), Wakaso (ghanés), Silva (uruguayo), Hougla (camerunés) y Uche (nigeriano).

La bíblica Torre de Babel fue un desastre absoluto por confusión de lenguas entre sus ambiciosos constructores. Mejor les hubiera ido jugar al fútbol.

La pregunta que cabe hacerse es: ¿Y cómo se entienden entre ellos los jugadores del Granada? Supongo que al contratarles les someten a una prueba: si entienden a su entrenador, Lucas Alcaraz, se supone que ya no tendrán problema con los idiomas. Entender a un andaluz es la prueba definitiva.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También