Un amigo de los indios

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
ANTONI COLL I GILABERT

ANTONI COLL I GILABERT

Hace poco fueron derribadas estatuas de Fray Junípero Serra, el apóstol de California canonizado por el papa Francisco en 2015. En la ciudad de Ventura las cosas se hicieron con más calma y se ha fijado el día de hoy para decidir qué hacer.

Esto ha permitido al arzobispo José Gómez, de Los Ángeles, argumentar en su defensa que Fray Junípero dedicó su vida a defender a los indígenas, aprendió sus lenguas, escribió cartas intercediendo, denunció los abusos sexuales y otros crímenes, y fue un amigo de estos pueblos, sus gentes y sus paisajes. Cuando el primer gobernador de California, con ayuda de la Caballería americana, determinó el genocidio fue en 1851 y él había muerto en 1784.

El arzobispo pide que quienes no amen al fraile, amen al menos la verdad.

Temas

Comentarios

Lea También