Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Un médico en lista de espera

Whatsapp

Miércoles 11 de febrero. Los noticiarios de los canales de televisión que emiten desde Cataluña reproducen la información facilitada por la Conselleria de Salut de la Generalitat. De forma triunfalista se dice que en el año 2014 estadísticamente han disminuido en Cataluña las listas de espera para ser operado.

Cualquiera que tenga unos mínimos conocimientos de estadística sabe que no hay nada más fácil de manipular que la estadística. Hay muchas maneras de hacerlo. En el caso de la Sanidad es tan fácil como no poner al paciente en lista de espera cuando no se trata de una urgencia vital. Formas de hacerlo hay muchas y variadas. Ante la saturación, muchos médicos se ven obligados a dar algún tratamiento paliativo que mitigue los síntomas y ‘vuelva el año que viene’, a reducir las indicaciones sobre la necesidad de operar ante una determinada patología, o bien solicitar alguna exploración complementaria, por ejemplo una exploración radiológica, que tenga muchos meses de lista de espera. Sé de lo que hablo porque soy médico. Llevo más de 30 años trabajando para la Sanidad Pública en Tarragona. Por poner un ejemplo, a día de hoy se están efectuando las ecografías de mama solicitadas en el mes de junio de 2014. Yo mismo, por un problema médico que se inició en el mes de octubre del año pasado, estoy a la espera desde hace un mes de que se me realice una exploración radiológica solicitada con carácter preferente por el especialista correspondiente. Ni siquiera se me ha comunicado la previsión de cuándo se me hará.

Si la Generalitat y el consejero de Sanidad no son capaces de preocuparse ni de intentar solucionar los problemas de salud de los propios médicos que trabajamos para la Sanidad Pública, ¿qué pueden esperar los ciudadanos de Cataluña?

Sr. Mas: usted dijo que no se tocaría el «moll de l’os de la Sanitat». Mi opinión, por lo que veo a diario, es que hace tiempo que se ha tocado. Un dato: en el centro en el que trabajo en estos últimos años se han jubilado cinco especialistas. No se ha sustituido ninguno.

Lluís Vaquer

(Médico. Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También