Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Sin ‘covid cero’

| Actualizado a 27 noviembre 2022 07:00
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La estrategia ‘covid cero’ que China implementó hace casi tres años con el confinamiento de Wuhan ha salvado cientos de miles de vidas. Pero ha perdido su eficacia con la aparición de la variante ómicron: el pasado jueves se registraron 31.527 contagios, el mayor número desde que estalló la pandemia. Ni los tests que la población tiene que hacer cada 48 horas para llevar una vida normal, ni los confinamientos que se dictan en diferentes niveles administrativos -desde urbanizaciones concretas hasta barrios enteros-, han logrado detener una ola que amenaza con derivar en tsunami.

No solo sanitario, también social y político. Porque el descontento ciudadano se multiplica tanto como el virus y ha estallado ya en manifestaciones violentas que preocupan al Gobierno. Buen ejemplo del impacto que la estrategia ‘covid cero’ está teniendo en los diferentes ámbitos de la vida en China es lo que sucedió en la fábrica de la taiwanesa Foxconn, donde el miércoles se registraron 674 infecciones.

Los efectos de la pandemia se notan en la sanidad tarraconense: las listas de espera se han disparado

Asimismo, la detección de un brote en el principal centro manufacturero a nivel global del iPhone provocó hace ya un par de semanas el confinamiento de las instalaciones, que siguieron funcionando con los empleados obligados a permanecer en ellas día y noche. Fue entonces cuando algunos trabajadores decidieron escapar, por temor al virus o al propio encierro, y caminar durante días para llegar a sus hogares esquivando el control que ejerce la aplicación móvil de salud.

En China empezó todo en 2019 y las noticias que llegan ahora no son halagüeñas. El coronavirus sigue activo, con menor virulencia, pero ahí sigue. En la provincia de Tarragona, sus efectos se notan también en las listas de espera para de los hospitales: los días para ponerse una protesis se han doblado y para operarse la rodilla o la cadera se han disparados desde el inicio de la pandemia.

Comentarios
Multimedia Diari