El renting de vehículos es una opción cada vez más presente en el mercado automovilístico

Disfrutar de tu propio vehículo con una gasto fijo mensual y ventajas fiscales se impone entre los conductores

| Actualizado a 21 marzo 2019 12:24
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El renting de vehículos está cada día más presente en el mercado del automóvil. Las flotas de empresa, los trabajadores autónomos y los profesionales liberales reciben las ventajas de disponer de un vehículo a tiempo total y con las ventajas fiscales que les corresponden por este sistema. Y todo con una cuota fija mensual que evita sobresaltos en la economía doméstica pues en el renting se incluyen todos los gastos; desde los impuestos, el seguro, las revisiones mecánicas y los neumáticos. El conductor de un coche de renting sólo tiene que ocuparse de llenar el depósito de combustible y de procurar llevar el vehículo lo más aseado posible. El resto corresponde a la firma de renting con la que hayamos llegado a un acuerdo.

El uso del renting se está generalizando. Pasó por una primera etapa que casi siempre se destinaba para flotas de empresas donde sus operarios y comerciales necesitaban moverse con cierta frecuencia. Posteriormente los trabajadores autónomos y los profesionales liberales encontraron que esta modalidad del disfrutar de tu vehículo tenía también ventajas fiscales, muy importante para su rentabilidad anual.

Por esto cada vez se observan más vehículos de renting que se pueden identificar cuando estamos detenidos en un semáforo. La mayoría de las firmas suelen poner su nombre, su dirección web y, a veces, su teléfono en los embellecedores de las matrículas traseras. Un conductor curioso puede darse cuenta con facilidad … y observará que cada día hay más circulando por nuestras calles.

La generalización de este servicio hace que en algunos hogares particulares también disfruten de este servicio por la comodidad y estabilidad económica que representa. La tranquilidad no tiene precio y saber que por una cuota fija mensual tienes el vehículo familiar con todos los gastos cubiertos siempre es una ventaja. Nunca hay sobresaltos ni averías inesperadas que supongan un gasto imprevisto. En la cuota del renting se incluye los impuestos, el seguro (casi siempre a todo riesgo) las revisiones mecánicas que hagan falta (las periódicas que indica el fabricante y todas las necesarias para el buen funcionamiento del vehículo; un ruido extraño, por ejemplo) y los cambios de neumáticos. En algunos casos, y según negociemos, también nos incluyen un vehículo de sustitución si nuestro coche debe estar inmovilizado en un taller más de 48 horas.

A la hora de buscar un vehículo de renting tenemos que tener más o menos claro cuántos kilómetros anuales podemos realizar; normalmente las franjas de precios se calculan según las bases de 12.000, 15.000 y 20.000 kilómetros anuales. Cada uno se adapta a la necesidad singular de su caso. Y encima siempre con coche nuevo, por lo que nos olvidamos de las temidas ITVs a las que se someten los coches con más de cuatro años de antigüedad. Los conductores que utilizan un coche de renting son muy fieles a este sistema por todas las ventajas que disfrutan.

El mercado del renting es muy amplio. E incluso hay empresas que tienen sus propios segmentos o nichos de mercado. Hay firmas especializadas en flotas, otras en renting flexible y otras en el mercado de particulares, bien sean profesionales liberales o un público más familiar. También las hay que se dedican al sector del transporte con vehículos destinados al reparto.

Está tan extendido este tipo de mercado que en los últimos años este servicio también se ofrece desde entidades financieras e incluso los propios concesionarios de automóviles están destinando una parte de su tradicional red comercial de ventas a este sector que está creciendo. Por fortuna las oferta es amplia y siempre es aconsejable acudir a internet para comparar precios, modelos y servicio. Una web de referencia para consultar es https://swipcar.com/

Para eso tenemos que tener claro lo ya dicho del kilometraje anual y el seguro a todo riesgo con las características que queremos que estén incluidas. Para conseguir un buen precio es interesante dejarse guiar por las ofertas que surjan en cada momento por ello aconsejamos acudir sin la idea de un modelo de coche predeterminado, pero sí debemos tener claro el segmento que necesitamos: un coche urbano, un coche para carretera; un familiar; un vehículo de transporte, etcétera. Cada uno debe evaluar previamente sus necesidades.

Y sobre todo debemos olvidarnos del color. Si estas dos opciones (modelo y color) no entran en nuestras condiciones insalvables podremos encontrar precios muy interesantes en nuestras búsquedas de ofertas de renting. No olviden que las casas de renting compran directamente a los fabricantes con los descuentos de flotas y ahí consiguen las ventajas que posteriormente repercuten al clientes final, ofreciendo además un servicio telefónico las 24 horas del día, amable y atento; tanto para las revisiones como para las incidencias en carretera.

Comentarios
Multimedia Diari